Antecedentes

Las comunidades mayas dependen de la selva para subsistir. Tras reconocer las ventajas de un manejo forestal responsable, varias comunidades han recibido la certificación FSC, que confirma que la gestión de sus selvas se está llevando a cabo de forma que preserva el ecosistema natural, al tiempo que beneficia las vidas de los habitantes locales y los trabajadores. Sin embargo, la certificación FSC no resulta suficiente para llevar los productos de la selva maya a los mercados locales y regionales. Las limitaciones en el proceso productivo, incluida la falta de conocimientos especializados en carpintería, así como del equipo necesario para manejar productos madereros, impiden que estas comunidades generen productos de alta calidad para comercializarse y utilizarse en la región. Con objeto de hacer frente a estos desafíos, la asociación FSC-México ayudará a las comunidades a aumentar sus conocimientos y capacidades de producción, a establecer y reforzar vínculos con los mercados regionales y a crear una plataforma sustentable que pueda reproducirse posteriormente en la región.

Metas

FSC-México ayudará a las comunidades propietarias de bosques y selvas a fortalecer sus capacidades de producción local; elaborar y producir productos forestales de alta calidad, y vincular su producción local con los mercados regionales.

Actividades principales

  1. Proporcionar capacitación práctica, en múltiples escalas y en diversos sitios, a carpinteros de las distintas comunidades, mediante el otorgamiento de becas que financien la participación en el proyecto, a fin de fomentar el perfeccionamiento de métodos consistentes de fabricación y ensamblaje, de prácticas de control de calidad y de mano de obra.

  2. Adquirir equipos de energía solar y capacitar en torno a su uso, lo que ayudará a mejorar el proceso de secado de la madera.

  3. Establecer un salón de exhibición, hacer uso de las redes sociales y crear vínculos comerciales con clientes actuales y potenciales que hayan manifestado interés en lo relativo a la responsabilidad tanto social como ambiental, a fin de promover y vender los productos que genere la comunidad.

Resultados

Las comunidades mayas elaborarán productos forestales de alta calidad para su venta en mercados regionales, incluidas las zonas turísticas del Caribe mexicano (Riviera Maya), con una ventaja comparativa por ofrecer maderas de especies nativas que podrán competir de forma exitosa con productos importados. Los productos —por ejemplo, muebles para terrazas y jardines— se elaborarán con recursos forestales manejados de forma responsable y aportarán beneficios en materia social, económica y ambiental a las comunidades mayas de la región.

El proyecto propuesto contribuirá a la consecución de las normas de manejo forestal responsable FSC, mismas que toman en cuenta las necesidades sociales, económicas y ambientales para dotar de capacidad de gestión a las personas que viven en las selvas, se hacen cargo de éstas y reciben sus beneficios. Además, el proyecto trascenderá las normas FSC e impulsará un modelo sustentable que puedan implementar otras comunidades que dependen de los recursos forestales. Al trabajar con comunidades mayas que ya cuentan con la certificación FSC, la alianza FSC-México ayudará a forjar un desarrollo económico responsable con el medio ambiente mediante la adquisición de equipo, el aumento de las capacidades de producción de las comunidades locales y el vínculo entre productores y mercados regionales. De esta forma, el proyecto generará un patrón más sustentable de producción y consumo en México, y aportará un modelo reproducible en otras comunidades de América del Norte.