CEC hero image, a photo of Array

Michael S. Regan

Michael S. Regan es el primer hombre negro y la segunda persona de color al frente de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de Estados Unidos.

Desarrolló su pasión por el medio ambiente en el estado que lo vio crecer, Carolina del Norte, donde recientemente también fungió como titular del Departamento de Calidad Ambiental (Department of Environmental Quality, DEQ). En el ejercicio de este cargo, encabezó iniciativas estatales encaminadas a enfrentar el cambio climático y efectuar la transición hacia una economía basada en energías limpias; consiguió la mayor limpieza de cenizas de carbón en la historia de Estados Unidos, y estableció la primera Junta Asesora de Justicia y Equidad Ambiental de Carolina del Norte, cuyo objetivo consiste contribuir a una protección al medio ambiente en mayor armonía con elementos de autogestión de las comunidades y con atención a cuestiones de desigualdad social.

Anteriormente, el administrador Regan se desempeñó en el Fondo para la Defensa del Medio Ambiente (Environmental Defense Fund) como vicepresidente asociado del programa sobre cambio climático y energía de Estados Unidos y director para la región sureste, labor durante la cual logró reunir a empresas de energía, líderes de negocio, grupos del sector ambiental e industrial y funcionarios electos de todo el país con vistas a encontrar soluciones pragmáticas a la crisis climática.

Licenciado por la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte y maestro en administración pública por la Universidad George Washington, Regan inició su carrera profesional en la EPA de Estados Unidos, en donde acabaría dirigiendo un programa nacional responsable de formular soluciones estratégicas —en colaboración con la industria y grupos de interés corporativos— dirigidas a reducir la contaminación atmosférica, mejorar la eficiencia energética y combatir el cambio climático.

El administrador y su esposa, Melvina, son orgullosos padres de Matthew.