Acerca de este proyecto

Situación actual: Concluido
Plan Operativo: 2011-2012

El comercio mundial y los sistemas de transporte actuales conectan hoy pueblos y lugares como nunca antes. Estas conexiones a veces acarrean consigo especies invasoras exóticas que, una vez establecidas en un nuevo entorno, pueden tener efectos devastadores lo mismo en áreas naturales que en la infraestructura del lugar. Las especies invasoras han causado daños que se traducen en pérdidas económicas calculadas en más de 100,000 millones de dólares en toda América del Norte. Estados Unidos, por ejemplo, gasta más de mil millones de dólares anuales en el control de plantas acuáticas invasoras, como la mienrama de agua euroasiática, cuya presencia en el sureste del país ha alterado drásticamente algunos cuerpos de agua al modificar las tasas de sedimentación y los niveles de oxígeno y luz, además de impedir actividades recreativas como los paseos en bote y la pesca.