Resumen del asunto referido en la petición:

El Peticionario asevera que Canadá está incurriendo en omisiones en la aplicación efectiva de la Ley de Pesca (Fisheries Act) de alcance federal, el Reglamento de Pesca en el Pacífico (Pacific Fishery Regulations) y, en particular, las secciones 22(1) y 22(2) del Reglamento (General) de Pesca (Fishery [General] Regulations) en relación con la supuesta infracción de las condiciones establecidas en licencias de pesca y advertencias al respecto en el río Skeena, Columbia Británica, Canadá.

En la petición SEM-09-005 (Pesca en el río Skeena), el Peticionario asevera que Canadá permite a pescadores comerciales de salmón «ignorar las condiciones de las licencias que buscan proteger y conservar ciertas clases de peces». El Peticionario argumenta que el gobierno federal de Canadá —y el Departamento de Pesca y Océanos (Department of Fisheries and Oceans, DFO), para ser más específicos— «está obligado por ley a proteger la trucha arco iris de los efectos de la captura incidental». En particular, el Peticionario argumenta que, por lo que se refiere a las licencias otorgadas a pescadores que utilizan redes agalleras, Canadá no aplicó requisitos como los siguientes: «…las embarcaciones de pescadores con redes agalleras deben contar con el equipo necesario a bordo al efectuar la pesca»; «las especies prohibidas deben apartarse y liberarse causándoles el menor daño posible»; «la operación y retiro de redes agalleras debe hacerse en un tiempo específico (lapsos cortos)»; «la captura de trucha arco iris está terminantemente prohibida»; «la captura y posesión de salmones real (o chinook), keta (o chum) y plateado (o coho) está permitida únicamente en fechas específicas». El Peticionario también afirma que se ha dedicado una cantidad de tiempo exagerada al patrullaje de la pesca deportiva y la practicada por comunidades indígenas, en comparación con la vigilancia de la pesca comercial, y que durante un breve periodo en el verano de 2006 el Departamento hizo poco o nada por hacer cumplir las licencias de pesca.

Resumen de la respuesta proporcionada por la Parte:

En su respuesta, Canadá sostiene que al considerar las iniciativas de conservación y protección se deben tener en cuenta dos variables relevantes: «una tasa de captura incidental previamente acordada» y «el modelo aplicado para cuantificar la tasa de captura incidental». Respecto a la aplicación de la legislación en 2006 (el año de referencia del Peticionario), la Parte afirma que se trató de un año anómalo en cuanto a la designación de funcionarios de pesca en la región de Prince Rupert y a las circunstancias y prioridades de las acciones de aplicación de la ley.

Asimismo, Canadá asevera que desde entonces se ha emprendido un mayor número de acciones de aplicación de la ley, apoyadas en datos científicos y consultas, las cuales han resultado eficaces para la conservación y protección de la ictiofauna. La Parte hace notar que, si se consideran las horas absolutas dedicadas a la aplicación de la ley de acuerdo con la duración de la temporada, se observa que las acciones no se han concentrado desproporcionadamente en la pesca recreativa en comparación con la pesca comercial. Al respecto, sostiene que, después de 2006, las tasas anuales de cobertura de las medidas aplicadas a la pesca comercial «superaron las de la pesca recreativa, en algunos casos por una diferencia importante». En ese sentido, Canadá señala que sus decisiones respecto a los casos en que aplica la legislación no han ocasionado los presuntos «efectos negativos en la conservación y protección de los peces» a los que el Peticionario hace referencia. Además, observa que mantiene «una gran actividad en varias áreas que también se consideran acciones de aplicación de la ley».

Nombre y cita de la ley ambiental en cuestión:

Ley de Pesca (Fisheries Act) de alcance federal, el Reglamento de Pesca en el Pacífico (Pacific Fishery Regulations) y, en particular, las secciones 22(1) y 22(2) del Reglamento (General) de Pesca (Fishery [General] Regulations) con respecto a la supuesta infracción de las condiciones establecidas en licencias de pesca y advertencias al respecto en el río Skeena, Columbia Británica, Canadá.

Peticionario(s):

North Coast Steelhead Alliance, representado por Richard Overstall y Christina Cook

Cronograma de la petición