Antecedentes

En la actualidad se observa una demanda creciente y de alto valor de maíces nativos y criollos; sin embargo, la oferta de este tipo de maíz es limitada, frágil y desestructurada, pues se trata de granos que se producen con bajos rendimientos, altos niveles de pérdida poscosecha y en zonas campesinas e indígenas marginadas. Identidad Cultural, A.C., ha trabajado durante doce años con maíces nativos y criollos en diferentes regiones étnicas y ambientes agroecológicos en el estado de Oaxaca, y ha establecido vínculos con restaurantes que usan —o se interesan en usar— maíz nativo como insumo de especialidad. Para responder a este interés, se requiere estructurar y consolidar la producción excedentaria como una oferta de maíces de especialidad. Mejorar las técnicas de producción y el manejo de maíces nativos permitirá, primero, que se manifiesten sus sus altas cualidades culinarias y, en segundo término, vincularlos con esa creciente demanda en procesos de comercio justo.

Es importante notar que un aspecto que requiere muchos recursos corresponde a las actividades poscosecha —fase última del proceso—, en lo relativo a disminuir la pérdida de granos, seleccionar los maíces de calidad e integrar una oferta comercial conjunta de las comunidades.

Metas

  1. Integrar un módulo de servicios poscosecha.
  2. Eliminar la pérdida de la biodiversidad de maíces nativos y criollo en las comunidades de la red de productores.
  3. Consolidar una oferta de maíces nativos y criollos para el desarrollo del nicho de mercado de maíces de especialidad.

Actividades principales

  1. Integración del equipo operativo del módulo de servicios poscosecha.
  2. Identificación y adquisición de maquinaria y equipo para el módulo de servicios poscosecha.
  3. Puesta en marcha y operación del módulo de servicios poscosecha en las comunidades integrantes de la red de producción, consumo e intercambio de maíces nativos.
  4. Integración de la red de 29 familias (una de cada comunidad) que prestarán el servicio poscosecha.
  5. Elaboración de manuales de operación del servicio poscosecha.
  6. Capacitación de productores de las 29 comunidades.
  7. Acopio, acondicionamiento y normalización de los maíces nativos de las comunidades para autoconsumo y comercialización.
  8. Vinculación con compradores de la oferta excedentaria de maíces de especialidad.

Resultados

  1. Módulo integrado y en operación para la prestación de servicios de manejo poscosecha.
  2. Eliminación de pérdida de granos gracias a la labor y apoyo del módulo de manejo poscosecha.
  3. Red de 29 familias, una de cada localidad, para la prestación de servicios poscosecha.
  4. Productores de 29 comunidades capacitados en el manejo poscosecha de la biodiversidad de sus maíces.
  5. Diseño, elaboración y distribución de manuales para el manejo poscosecha.
  6. Registro de niveles de autoconsumo de las familias que recibieron los servicios poscosecha.
  7. Comercialización de maíces con calidad de especialidad.