ANTECEDENTES

El proyecto cambiará el «tono del discurso” en materia de paisaje urbano y revertirá la proliferación de las superficies duras (pavimentadas) y la simplificación de los ecosistemas, a cambio de restablecer la diversidad natural mediante la eliminación de superficies de concreto y asfalto y su reemplazo con tierra y vegetación. Se plantarán especies nativas, sobre todo árboles, que actuarán como esponjas de absorción y filtros de aguas de lluvia y escorrentías contaminadas, con lo que se restaurará el ciclo hídrico natural.

Seis comunidades adoptarán este nuevo enfoque mediante el acto sencillo pero emocionalmente persuasivo de “liberar la tierra”, recurriendo a herramientas de poder que permitirán a la gente reducir la gris jungla de asfalto y abrir paso a nuevos paisajes verdes en sus comunidades. ¡Eso es empoderamiento!

METAS

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Las actividades comprenden capacitar a agentes locales comunitarios; realizar reclutamiento de voluntarios y capacitarlos; establecer un comité local; identificar sitios adecuados para la despavimentación; conseguir todos los permisos y autorizaciones necesarios; concertar participación de sectores interesados; ocuparse de los medios de comunicación y las redes sociales; organizar jornadas de trabajo voluntario de los residentes (fines de semana, con alimentos y bebidas); regenerar el suelo y recuperar la vegetación en diversos sitios, lo que incluye la plantación de árboles; documentar y evaluar el proyecto, y colaborar para que el modelo se reproduzca en otras partes.

Todas las actividades producirán beneficios directos para el ecosistema urbano, al tiempo que señalarán el camino para un cambio realmente transformador, crearán conciencia y serán la base de futuras actividades.

RESULTADOS