Antecedentes

La ganadería es la segunda actividad económica de la región; sin embargo, el uso ineficiente del agua, el pastoreo intensivo y el sobrepastoreo la convierten en una actividad que afecta de manera negativa el medio ambiente. Además, la falta de manejo del estiércol y de los desechos animales contamina los cuerpos de agua y fomenta la proliferación de enfermedades.

Por otro lado, las comunidades de la región dependen de la leña como combustible primario, lo que ha contribuido también a la reducción en la cubierta forestal, con el consecuente impacto en la biodiversidad, el aprovisionamiento de agua y la capacidad de resiliencia ante el cambio climático.

Metas

El proyecto se propone capacitar a la población de las comunidades participantes en técnicas eficientes de pastoreo y alimentación de ganado que ayudarán a reducir la superficie de pastoreo, así como en el uso de estiércol del ganado para, mediante biodigestores, obtener biogás y abono agrícola. En conjunto, ello permitirá la regeneración de vegetación natural al disminuir tanto las zonas de pastoreo como el consumo de leña (para combustible).

Actividades principales

Sensibilización y capacitación de las personas participantes, establecimiento de un vivero, instalación de biodigestores, reforestación, mejoramiento pecuario y eficiencia de zonas de pastoreo.

Resultados

El proyecto contribuirá a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector pecuario mediante la instalación de biodigestores y sistemas de biogás para uso doméstico; fortalecerá las capacidades locales para el manejo del ganado y el uso óptimo del suelo; capacitará a los participantes en el uso y conservación de recursos naturales, y ayudará a restaurar zonas forestales en esta región de clima seco.