ANTECEDENTES

La contaminación de la región fronteriza constituye un problema multidimensional que afecta la salud pública, el medio ambiente y la economía de Playas de Tijuana y Rosarito. En época de lluvias, basura y aguas residuales de Tijuana alcanzan el cauce del río para desembocar en el océano. Es insuficiente la información con que se cuenta para poder entender de lleno las repercusiones que el agua del océano contaminada con aguas residuales tiene en la salud. Asimismo, los desechos sólidos representan una grave amenaza ambiental para los ecosistemas costeros.

METAS

  1. mejorar la comunicación con la ciudadanía respecto de los cierres de playas en Playas de Tijuana y Rosarito;
  2. desarrollar la capacidad de la comunidad para monitorear la calidad del agua en las playas;
  3. reunir datos sobre enfermedades relacionadas con la contaminación de los océanos que permitan instruir a los responsables de la toma de decisiones sobre las amenazas que representa para el medio ambiente y la salud pública, y
  4. informar a los jóvenes y usuarios del mar sobre la conservación de la cuenca y las costas, así como formas de salvaguardar su salud.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

  1. Crear un programa sobre calidad del agua para Playas de Tijuana y Rosarito, dirigido por ciudadanos, que incluya las siguientes actividades: capacitación, toma mensual de muestras de la calidad del agua por ciudadanos y reunión de información.
  2. Realizar un cuestionario sobre enfermedades entre usuarios del mar, específicamente relacionado con Playas de Tijuana y Rosarito.
  3. Elaborar un informe de los datos reunidos a partir del cuestionario sobre enfermedades relacionadas con la contaminación de los océanos, incluidas recomendaciones de soluciones a presentarse a funcionarios electos.
  4. En asociación con dependencias interesadas, crear señalizaciones sobre el cierre de playas para las áreas en que transita un gran número de visitantes de las playas y usuarios del mar en Rosarito y Playas de Tijuana.
  5. Organizar talleres comunitarios sobre las repercusiones que una deficiente calidad del agua en las playas tiene en la salud pública, así como sobre la conservación de la cuenca y cómo proteger la salud de los usuarios de los océanos.
  6. Brindar capacitación a salvavidas que les ayude a entender los riesgos a la salud pública asociados con agua del mar contaminada por aguas residuales de modo que puedan informar mejor a los visitantes a las playas.
  7. Llevar a cabo presentaciones en colaboración con jóvenes de escuelas primarias, secundarias y preparatorias sobre la conservación de las cuencas y costas.
  8. Realizar cuando menos cuatro prácticas de limpieza dirigidas por la misma comunidad para evitar el impacto de los desechos sólidos en los ecosistemas de la costa.
  9. Crear una campaña en los medios sociales y de comunicación masivos para promover el proyecto y aumentar el conocimiento del público en general sobre los problemas de la calidad del agua en la región fronteriza.

RESULTADOS