ANTECEDENTES

El arroyo Kerber corre a través del distrito minero de Bonanza, donde se realizaron actividades de extracción minera de roca dura desde finales del decenio de 1880 hasta mediados de la década de 1970. Durante ese tiempo se produjeron cientos de miles de toneladas de residuos mineros con contenido de cobre, cadmio y zinc. Se construyeron numerosos diques a lo largo del arroyo para acomodar los grandes volúmenes de escoria generados.

Con los años, estos diques se erosionaron y deshicieron, lo que dio lugar a un grave deterioro de la calidad del agua, disminución de los invertebrados acuáticos y las comunidades pesqueras y escasez de la vegetación a orillas del arroyo y tierra adentro. Agotado el auge minero, cerca de 800,000 metros cuadrados de escoria yacen a lo largo de 30 kilómetros del arroyo Kerber.

METAS

El proyecto se plantea entre otras metas, mejorar la calidad del agua y la salud del sistema del arroyo; restaurar el hábitat de peces y macroinvertebrados, y continuar con el desarrollo y mantenimiento de un grupo comprometido de lugareños interesados.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Tratamiento in situ de la escoria mediante procesos de fitoestabilización, repoblamiento de la vegetación riparia y en terrenos aledaños, instalación de estructuras para estabilizar las riberas y el hábitat de peces, y monitoreo. Además, Trout Unlimited procurará, mediante reuniones comunitarias, fortalecer el compromiso de los participantes en el proyecto, así como allegar la participación de nuevos sectores interesados.

RESULTADOS

El proyecto elevará la calidad del agua mediante la reducción de la contaminación por metales; mejorará la función y la salud del arroyo a través de la estabilización de las riberas y el repoblamiento de la vegetación, y ayudará a restaurar las poblaciones de peces y macroinvertebrados diezmadas por las prolongadas operaciones mineras. Los agricultores de la localidad podrán usar plenamente sus derechos sobre el agua, sin preocuparse por la calidad de ésta. Por último, las actividades del proyecto permitirán un mayor almacenamiento de agua subterránea al reconectar el arroyo Kerber con su planicie aluvial o zona de inundación.