Antecedentes

Varias plantas de energía eléctrica ubicadas en la zona y el quinto mayor incinerador del país para la conversión de basura en energía contaminan el aire y el agua en Hartford, Connecticut. Lo anterior se traduce en índices sumamente elevados de enfermedades respiratorias y de cáncer entre los residentes de la ciudad. Casi 20 por ciento de los niños de Hartford padece de asma, incidencia tres veces superior a la correspondiente a niños de los suburbios. Además, la energía proveniente de las plantas de electricidad locales es cada día más cara. Las organizaciones locales sin fines de lucro batallan para cubrir ese incremento en los costos y continuar con la implementación de sus valiosos programas en beneficio de la población negra vulnerable, de bajos ingresos, de Hartford.

Metas

Este proyecto busca disminuir la necesidad de consumo de una energía proveniente de fuentes contaminantes y reducir los costos de electricidad para diversas organizaciones locales sin ánimo de lucro. Se prevé instalar paneles solares en las edificaciones que albergan a dos ONG de Hartford, Connecticut, a fin de eliminar por completo su huella de carbono. Ello ayudará no sólo a reducir la demanda de energía proveniente de las plantas locales, sino también a proteger tanto la salud de los habitantes de la ciudad como el medio ambiente. Diez estudiantes negros de bajos ingresos de las vocacionales locales llevarán a cabo la instalación de los paneles. Gracias a su capacitación en instalaciones solares y ecológicas, la experiencia ayudará a preparar a los jóvenes para que, en el largo plazo, consigan empleos de tiempo completo.

Actividades principales

Se pedirá a diez estudiantes de bajos ingresos de las vocacionales locales la instalación de paneles solares en las oficinas de las organizaciones Ebony Horsewomen y Friends of Keney Park, de manera que estas ONG satisfagan sus requerimientos totales de electricidad mediante energía solar (que no emite carbono). Este proyecto de aprendizaje en un entorno laboral preparará a los diez estudiantes participantes de manera que más adelante puedan emplearse en la instalación de paneles de energía solar y otros sistemas de energía respetuosa del medio ambiente, y de esa manera se abrirá el camino para hacer de Hartford una ciudad sustentable.

Resultados

El proyecto permitirá que dos ONG de Hartford reduzcan a cero su huella de carbono. Ello contribuirá a disminuir los efectos de la contaminación del aire y el agua en la localidad y, por consiguiente, a mejorar las perspectivas de salud de los residentes de la ciudad que padecen enfermedades y otras afecciones respiratorias. Como las ONG a las que se apoyará funcionarán con un costo energético sumamente bajo, ambas podrán destinar más recursos a programas que beneficien a la comunidad.

El proyecto también ayudará a preparar a diez jóvenes para que cursen carreras relacionadas con la instalación de energía solar y otros sistemas de energía verde, y con ello se ubiquen a la vanguardia de una fuerza impulsora de más edificaciones con cero emisiones de carbono en Hartford.