Antecedentes

Si bien los murciélagos y las aves figuran entre las especies polinizadoras, la mayoría de los organismos que cumplen esta función corresponde a insectos: mariposas, polillas, moscas, escarabajos, avispas y abejas. Estos insectos son responsables de la polinización de tres cuartas partes de todas las plantas con flores del mundo, entre las que se incluye gran parte de la vegetación y los cultivos que sirven para alimento humano. Sin embargo, dado el descenso observado en las poblaciones de polinizadores en América del Norte, las plantas alimenticias y productoras de alimentos tienden a polinizarse menos. Las especies polinizadoras, como las abejas solitarias, son pues indispensables para la polinización de la vegetación de aprovechamiento para el ser humano, como huertos, jardines florales y cultivos agrícolas.

Metas

  1. Crear mayor conciencia sobre la importancia de las especies polinizadoras, la problemática de la disminución en sus poblaciones y las medidas y soluciones necesarias para su conservación. Esta sensibilización se realizará por medio de páginas web especializadas y folletos, así como también vía medios de comunicación reconocidos, comunitarios y sociales.
  2. Aumentar los sitios de anidamiento de abejas y otras especies polinizadoras solitarias mediante la construcción e instalación de “hoteles” u “hospederos” para abejas, y animar a grupos comunitarios, empresas y ciudadanos en general a actuar en consonancia.
  3. Expandir el hábitat de especies polinizadoras con la creación de un jardín de flores nativas en el primer hotel para abejas instalado en la sede de la Fundación Comunitaria de Edmonton (Edmonton Community Foundation), y distribuir paquetes de semillas de especies nativas entre la ciudadanía para que las siembre en sus jardines.

Actividades principales

  1. Organizar, en bibliotecas, ligas comunitarias y locales comerciales, talleres sobre cómo construir hoteles para abejas, a fin de que residentes de la localidad aprendan a construir un hospedero propio en su jardín.
  2. Recurrir a voluntarios que ayuden a construir hospederos para abejas y colocarlos en establecimientos, iglesias y escuelas de la localidad, así como en las instalaciones del fideicomiso Edmonton and Area Land Trust (EALT), con miras a fomentar la conservación de las especies polinizadoras.
  3. Construir un hospedero para abejas de grandes dimensiones y muy visible en el Santuario Larch, área natural ubicada al interior de la ciudad de Edmonton, donde EALT y las autoridades municipales trabajan conjuntamente en una servidumbre ecológica de conservación, otorgada a EALT con fines educativos y de resguardo ambiental.
  4. Colaborar con el Grupo en Favor de la Flora Nativa de Edmonton (Edmonton Native Plant Group) en la instalación de un jardín de flores nativas en el sitio del primer hotel para abejas, en la sede de la Fundación Comunitaria de Edmonton, y distribuir entre la ciudadanía semillas de flores nativas para incentivar su siembra.
  5. Reestructurar el sitio web de la organización a fin de integrar el tema de la protección de especies polinizadoras y lo relativo a este proyecto, para lo cual se incorporarán más información y recursos de búsqueda fácil, además de incluirse una galería con ejemplos. Asimismo, elaborar folletos, carteles y un anuncio para crear mayor conciencia a escala local y disponer de más materiales sobre cómo proteger a las especies polinizadoras.

Resultados

Este proyecto permitirá aumentar el hábitat urbano adecuado para especies polinizadoras en Edmonton y sus alrededores. Al tener una mayor conciencia sobre el crucial papel que estas especies desempeñan, la ciudadanía sabrá mejor cómo contribuir a su protección, lo que incluye aprender a construir hospederos para abejas. Se dispondrá de una mayor cantidad de “hoteles para abejas” gracias a su instalación directa en establecimientos, iglesias y escuelas locales; a la participación ciudadana en su construcción, en talleres organizados por EALT, y a la difusión entre la población en general de instrucciones sobre cómo diseñar, construir e instalar hospederos propios. Todas estas tareas generarán una mayor sensibilización entre los ciudadanos en torno a la importancia de las especies polinizadoras y la conservación de su hábitat.