Antecedentes

El programa “Pastos de la bahía en nuestras aulas” se propone restaurar humedales costeros, al tiempo que promueve la protección del medio ambiente. Nuestra región perdió casi la mitad de sus hábitats de humedales debido al rápido crecimiento y urbanización de la región de la bahía de Tampa. Estos hábitats son fundamentales para prevenir la erosión, filtrar contaminantes, servir de hábitat para los juveniles (de peces) y capturar carbono atmosférico. Mediante el establecimiento, en las escuelas, de viveros sustentables que produzcan plantas con las cuales recrear el hábitat de los humedales, además de brindar a los estudiantes la oportunidad de trabajar con científicos locales en la restauración de este hábitat tan importante, será posible ofrecer plantas y mano de obra sin costo a dependencias tanto locales como estatales.

Metas

Actividades principales

Resultados

El programa “Pastos de la bahía en nuestras aulas” espera sumar cada año escolar dos escuelas (tres durante el periodo de subvenciones), con lo que el número total de escuelas participantes ascenderá a 18 para finales del año 2018. El programa aspira a lograr la participación de 5,000 profesores y estudiantes en los viveros, así como en las actividades de difusión y restauración. Se espera aportar 15,000 plántulas o plantones de especies de humedal para el repoblamiento y restauración de zonas bajas y elevadas de hábitats de marismas, con lo que se lograría restablecer el equilibrio de los mosaicos de hábitats dentro del área, en aproximadamente dos hectáreas de terreno, dependiendo del tipo de zonas a las que se tenga acceso