ANTECEDENTES

Las pequeñas comunidades costeras dependen de los recursos marinos más que cualquier otro grupo de población por estar relativamente aisladas y porque consumen los productos que pescan cada día. Sin embargo, contaminantes mundiales, como mercurio y plaguicidas organoclorados, podrían estar presentes en elevadas concentraciones en los productos pesqueros y, debido a las cantidades de pescado consumido, las dosis de referencia podrían exceder los límites sanitarios en estas pequeñas comunidades de la costa.

Éste será uno de los pocos proyectos en México que incluirán a los pescadores y sus familias en el monitoreo de contaminantes y que ayudarán a evaluar los riesgos derivados del consumo de pescado.

METAS

Mejorar la salud de las comunidades costeras mediante el monitoreo de contaminantes persistentes en los productos pesqueros y, al mismo tiempo, crear conciencia sobre el cambio climático.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Capacitar a pescadores de dos comunidades costeras (Bahía de Kino y Tóbari) para que recojan muestras y monitoreen parámetros. Los pescadores capacitados recolectarán muestras de agua, sedimentos y organismos para su análisis en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y en un laboratorio externo, a fin de detectar su contenido de plaguicidas organoclorados, metales (mercurio, plomo, cadmio, cobre y zinc) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

Se aplicará un cuestionario sobre hábitos alimentarios en las comunidades costeras y se calcularán dosis de referencia y niveles de riesgo con base en las concentraciones de contaminantes y el consumo de pescado identificados. Se medirán la temperatura del agua y el pH en cada comunidad. Los resultados del estudio se presentarán ante las comunidades participantes.

RESULTADOS

Un grupo de pescadores capacitados podrá monitorear sus propios recursos en cada una de las dos comunidades. Se recolectará un total de diez muestras de agua, diez de sedimentos y 50 de diversas especies de peces e invertebrados para analizar su contenido de contaminantes: metales, HAP y plaguicidas organoclorados. Se obtendrán 100 respuestas al cuestionario sobre hábitos alimentarios de las familias que habitan estas comunidades costeras. Se compilarán cuadros de datos sobre niveles de pH y temperatura del agua en tres sitios de cada comunidad.