Antecedentes

Aunque numerosos grupos interesados, organizaciones sin ánimo de lucro y dependencias gubernamentales monitorean y registran individualmente datos ambientales en la región de la biosfera Mount Arrowsmith (Mount Arrowsmith Biosphere Region, MABR), designada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el acceso de la ciudadanía a estos datos y el intercambio de información entre estos grupos son limitados. Este proyecto piloto busca subsanar esta laguna mediante una novedosa aplicación web titulada “Bee App” (la abeja [bee] simboliza la necesidad de trabajar en conjunto para tener éxito). La Bee App ofrece un medio sencillo pero eficaz para subir información de índole medioambiental y social propia de la región a una base de datos de acceso público que pueden consultar la ciudadanía, organizaciones no gubernamentales, instancias de gobierno e investigadores. Se prevé que los métodos utilizados y la aplicación misma serán de gran interés para otras biosferas en Canadá, Estados Unidos y México.

Metas

La propósito global de este proyecto de investigación consiste en crear un mecanismo que permita monitorear conjuntamente aspectos ambientales y sociales de la MABR. Ciudadanos, grupos comunitarios, dependencias de gobierno e investigadores podrán participar todos en esta iniciativa científica de carácter colectivo y comunitario. Al analizar patrones en la recopilación de información, saldrán a relucir los problemas, prioridades y vacíos en la información. Conforme los patrones vayan surgiendo, se trabajará junto con grupos, dependencias e investigadores con miras a determinar conjuntamente los métodos idóneos para atender la problemática. Asimismo, se trabajará activamente en pro de una mayor participación de los habitantes de la localidad en calidad de “científicos ciudadanos”, ya que son precisamente ellos quienes tienen el mayor nivel de conocimiento local sobre el área.

Actividades principales

  1. Creación de una plantilla y un sistema de prueba para la captura de datos, utilizando el sistema Collector for ArcGIS, con fines de demostración y presentación a la comunidad.
  2. Facilitación de múltiples reuniones con grupos interesados y miembros de las comunidades con el propósito de reunir comentarios y sugerencias sobre la plantilla y determinar otras funciones y opciones de entrada de datos a asociar con la Bee App.
  3. Trabajo conjunto con un especialista en aplicaciones web y un equipo de estudiantes de la Universidad de la Isla de Vancouver para crear la Bee App.
  4. Impulso de la Bee App en toda la MABR a través de los medios sociales de comunicación y mecanismos más tradicionales de intercambio de información.
  5. Facilitación de mesas redondas de discusión sobre la información recogida y creación de planes para atender cuestiones o preocupaciones de índole ambiental o social.
  6. Difusión de información sobre los resultados entre todas las biosferas designadas por la Unesco en Canadá, Estados Unidos y México, e intercambio de detalles relacionados con el proceso para que cualquier reserva de la biosfera pueda instrumentar un programa similar en la región correspondiente.

Resultados

  1. Creación de una aplicación fácil de utilizar para todos los habitantes y visitantes frecuentes de la MABR con fines de recopilación de datos.
  2. Eliminación de la fragmentación en la información y aseguramiento de nuevos mecanismos para su intercambio.
  3. Impulso de nuevas alianzas y conexiones entre grupos de la región.
  4. Generación de oportunidades de participación de los habitantes en calidad de científicos ciudadanos.
  5. Formulación, a partir de la información reunida a través de la aplicación, de nuevos proyectos de investigación que investigadores, estudiantes, ciudadanos, agrupaciones e instituciones puedan poner en marcha.
  6. Fomento de un nuevo método de colaboración para avanzar de la identificación de problemas a la acción.

Este proyecto permitirá a la comunidad local identificar con rapidez la problemática o los aspectos de relevancia y que vale la pena incorporar en el mapa comunitario; demostrará patrones de incidencia, y permitirá a gobiernos e instituciones destinar recursos y planes de trabajo para resolver los problemas detectados en estas comunidades. Se alcanzarán resultados prácticos en el plazo que cubre el apoyo del programa NAPECA. Gracias a este proceso, la comunidad en general logrará una valiosa formación y concientización en cuestiones ambientales y culturales relevantes para la región, y será posible orientar los recursos a resolver problemas críticos.