ANTECEDENTES

Los bancos de pastos marinos y las marismas salobres son hábitats conocidos por su capacidad para captar carbono y almacenarlo en sedimentos marinos. En el último siglo se ha perdido casi 70 por ciento de estos hábitats debido a perturbaciones de origen humano, lo que causa la pérdida de un importante sumidero de carbono.

A lo largo de la costa del Pacífico, organizaciones comunitarias y gobiernos locales han mostrado un gran interés por recuperar los litorales y restablecer los hábitats de pastos marinos y marismas salobres. Además de su valor estético y económico como hábitats para una diversidad de peces, crustáceos y otros organismos, también se sabe de su capacidad para captar carbono a tasas muy superiores que cualquier sistema de vegetación terrestre.

Con una superficie de 2,079 hectáreas y ubicado a una latitud aproximada de 49 grados al norte en la región este de la isla de Vancouver, Columbia Británica, Canadá, el estuario K’omoks está catalogado como clase 1 y ocupa el tercer lugar en esta provincia en términos de potencial para captar carbono.

El proyecto tiene como propósito formular un método que permita identificar, cartografiar, proteger la tierra y establecer una estrategia para la captación y almacenamiento de carbono “azul” en los estuarios K’omoks y Squamish de modo que, en los próximos años, estos ecosistemas, junto con las zonas intermareales, litorales, corrientes de agua, humedales y zonas riparianas, continúen funcionando como áreas de amortiguamiento contra los crecientes niveles del mar, el cambio climático y las dinámicas presiones urbanas y de desarrollo. En la zona costera de Columbia Británica hay más de 400 estuarios que también podrían beneficiarse de tal estrategia.

METAS

ACTIVIDADES PRINCIPALES

RESULTADOS