ANTECEDENTES

Un número elevado de habitantes de Nueva Orleans vive en barrios en los que abundan los alimentos «chatarra» altamente procesados y que ya han recorrido miles de kilómetros de distancia, y en los que las fuentes sustentables de vegetales frescos y saludables son limitadas o del todo inexistentes. Según informes de la Universidad Cornell, los alimentos recorren un promedio de 2,414 kilómetros (1,500 millas) antes de ser consumidos. El cultivo doméstico de alimentos eliminaría el consumo de combustible y las emisiones de CO2 asociados con el transporte de alimentos.

METAS

Green Light New Orleans creará en forma gratuita huertas familiares para brindar un mayor acceso a alimentos frescos, reducir las emisiones de CO2 y acercar a las familias a su fuente de alimentos. Los participantes en el programa de horticultura Green Light reunirán información con el propósito de crear una metodología para calcular la compensación de emisiones de carbono gracias a la creación de huertas familiares en Nueva Orleans.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Voluntarios de Green Light crearán huertas familiares para los habitantes interesados en cultivar sus propios productos. Los horticultores asistirán a talleres para adquirir los conocimientos básicos en la materia, así como para conocer métodos de cultivo orgánico. Dos veces al año se distribuirán cuestionarios de seguimiento y éstos serán evaluados por estudiantes de la Universidad de Tulane a fin de determinar una metodología para calcular el impacto de las huertas familiares en las emisiones de carbono.

RESULTADOS

Green Light contribuirá a la mitigación de la huella de carbono de la región de Nueva Orleans mediante la creación de huertos familiares gratuitos para los habitantes de esta región. El programa de horticultura aumentará la cantidad de alimentos frescos producidos y consumidos localmente, al permitir a los habitantes de Nueva Orleans cultivar sus propios alimentos y trabajar con horticultores para aumentar sus cosechas. Los estudiantes de la Universidad de Tulane analizarán la información recabada por los participantes del programa de horticultura urbana en un esfuerzo por crear una metodología para huertos familiares que mitigue las emisiones de carbono.