Subvención NAPECA

Agricultura regenerativa, energía solar y desarrollo económico para la salud y la resiliencia de las comunidades

Organization: Remy's Good Day Fund

Ubicación: Gallup y Vanderwagen, Nuevo México
País: Estados Unidos
Otras organizaciones que participan: Gallup Solar, Covenant Pathways

Activo

©Joyce Skeet, Covenant Pathways

Antecedentes

Las comunidades navajo, zuni y otras aledañas se cuentan entre aquellas que registraron los índices más elevados de casos de COVID-19 en Estados Unidos. El padecimiento de enfermedades crónicas, una infraestructura deficiente y la falta de oportunidades económicas fueron todos factores que contribuyeron en gran medida a esta situación. Las industrias extractivas que han explotado los recursos naturales del lugar —como carbón y uranio— han generado empleos insalubres causantes de enfermedades crónicas y, al mismo tiempo, han producido una marcada degradación del aire, el agua y el suelo. A su vez, las deficientes condiciones del suelo, aunadas a un clima árido y la intensa radiación solar, dificultan la producción de los alimentos nutritivos necesarios para fomentar una buena salud. A ello se suma el hecho de que casi 15,000 hogares navajo carecen de electricidad suministrada por compañías de servicios públicos, situación que no sólo afecta el almacenamiento de alimentos frescos sino también obliga a las familias a recurrir a fuentes de energía contaminantes para tener luz y atender otras necesidades domésticas. Un plan eficaz de recuperación y resiliencia deberá atender estas problemáticas e incorporar elementos ambientales y económicos con miras a sentar las bases hacia una sustentabilidad en lo concerniente a salud y autosuficiencia de las comunidades.

Metas

Este proyecto se propone contribuir a mejorar la salud, el medio ambiente y la economía de comunidades navajo, zuni y otras aledañas, mediante la adopción de una estrategia centrada en las comunidades mismas para aumentar el acceso a alimentos nutritivos, ampliar el uso de energía limpia, mejorar las oportunidades de empleos “verdes” e impulsar el desarrollo económico sustentable a escala local.

Actividades principales

  • Se refrendarán tradiciones indígenas que, reconociendo que el bienestar de las personas y el medio ambiente son inseparables, guían acciones para crear un futuro más saludable.
  • Por medio de talleres se capacitará a integrantes de las comunidades en prácticas agrícolas regenerativas que mejoren el entorno mediante la creación de suelos saludables para producir alimentos nutritivos.
  • Se instalarán pequeños sistemas agrovoltaicos que, además de aumentar la producción de alimentos, generarán energía limpia.
  • Mediante un programa de instrucción y capacitación en materia de energía solar, se preparará a miembros de las comunidades para trabajar en la instalación de pequeños sistemas solares y refrigeradores gratuitos en hogares que se encuentran fuera de la red eléctrica, con lo que se generarán empleos en el área de la energía limpia.
  • Una red de nodos de producción de alimentos y desarrollo económico en las familias se reunirá con regularidad para intercambiar conocimientos y recursos, permitiendo a su vez la expansión de prácticas agrícolas regenerativas en toda la región.

Resultados

Las actividades propuestas interactúan sinérgicamente en beneficio de las familias, las comunidades y el medio ambiente. Un suelo más saludable permitirá producir alimentos nutritivos y mejorar el bienestar de los miembros de las comunidades y la calidad de nuestras tierras. La instalación de sistemas agrovoltaicos impulsará la producción de alimentos, suministrará energía limpia para operaciones agrícolas y —sumada a procesos de capacitación— favorecerá la creación de empleos en la industria de generación solar. Las personas formadas para trabajar en sistemas solares suministrarán energía limpia a viviendas sin acceso a la red eléctrica, beneficio que además de mejorar la salud y la seguridad en el ámbito doméstico, contribuirá a reducir el uso de combustibles fósiles en pro de un medio ambiente más saludable. La creación de una red de nodos de producción de alimentos y desarrollo económico en las familias pondrá una mayor variedad de alimentos saludables a disposición de las comunidades indígenas y otras aledañas, y ofrecerá mercados para el intercambio de bienes y servicios, con lo que promoverá un desarrollo económico autosustentable favorable para la salud humana y medioambiental, en apoyo de una mayor resiliencia para el futuro.