ANTECEDENTES

Jóvenes estudiantes de Saskatchewan de distintas procedencias socioculturales son a menudo criados y crecen alejados de los ecosistemas naturales de pastizales. Cuando se les introduce al estudio de la materia Sustentabilidad de los Ecosistemas, como parte del curso de Ciencias 10, suelen sentirse en terreno extraño, porque no tienen esa conexión con su entorno nativo local de praderas. La participación en el programa Adopta a un Ganadero (Adopt a Rancher) permitirá a los estudiantes relacionar conceptos y teorías explorados en el salón de clases con un ecosistema ganadero práctico, en operación en la vida real. Los alumnos podrán aprender también cómo la ganadería puede proteger los pastizales nativos de Saskatchewan y simultáneamente aportar beneficios económicos a su población.

METAS

El programa Adopta a un Ganadero tiene como metas sensibilizar a alumnos, profesores y comunidades escolares respecto del valioso papel que la ganadería puede desempeñar en la preservación de los ecosistemas de praderas nativos; brindar a estudiantes y maestros las habilidades necesarias para explorar y evaluar las praderas nativas, y establecer relaciones interactivas positivas entre alumnos, maestros, escuelas, ganaderos y otros socios.

ACTIVIDADES PRINCIPALES

Las clases de Ciencias 10 contarán con la participación de un ganadero. Los alumnos entrevistarán al ganadero, examinarán las características del sitio en cuestión y conocerán acerca de los recursos naturales propios del ecosistema ganadero en operación. Luego, prepararán un estudio de caso en el que examinarán la biodiversidad local y las especies en peligro dentro del rancho en cuestión, así como las amenazas, desafíos y riesgos que enfrenta el ganadero, la historia de las prácticas de manejo, y los bienes y servicios ambientales que presta el rancho. Se coordinará un recorrido de campo al sitio, en el curso del cual los estudiantes se familiarizarán con los métodos científicos de recolección de datos para respaldar sus estudios de caso.

RESULTADOS

Alumnos, profesores y comunidades escolares tendrán mayor conciencia ambiental, ya que esta práctica permitirá a los participantes conectarse con un ecosistema de pastizales local y examinar su responsabilidad personal y compartida en la conservación de la sustentabilidad de las praderas. Los alumnos asociarán los conceptos estudiados en el aula con ejemplos pertinentes de la vida real respecto de las funciones de los ecosistemas de pastizales y las prácticas de manejo. Las actividades efectuadas en el marco del programa permitirán a los participantes motivar a sus escuelas y comunidades locales a compartir el importante papel que los seres humanos desempeñan en la preservación de comunidades y ecosistemas saludables. También resultará beneficioso para el sector ganadero intercambiar información, entablar discusiones con estudiantes y comprender las preguntas e inquietudes de los jóvenes de hoy respecto de la ganadería y el manejo sustentable de los ecosistemas.