Recibe la CCA primera petición conforme al T-MEC relacionada con Estados Unidos, en torno a la ballena franca del Atlántico Norte

Montreal, 6 de octubre de 2021.  El 4 de octubre de 2021, la organización conservacionista Oceana, con sede en Estados Unidos, presentó ante la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) una petición con arreglo a las disposiciones establecidas en el capítulo 24 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). La Peticionaria asevera que Estados Unidos está omitiendo de aplicar en forma efectiva sus leyes ambientales orientadas a proteger a la ballena franca del Atlántico Norte (Eubalaena glacialis) de las “principales amenazas de origen humano, a saber: enmallamiento en artes de pesca y colisiones con embarcaciones, así como factores de presión derivados del cambio climático, ruido oceánico y explotación de recursos energéticos en aguas profundas”.

A decir de la Peticionaria, tan sólo en la década pasada, el Servicio Nacional de Pesca Marina (National Marine Fisheries Service, NMFS) de Estados Unidos «informó de la muerte de 218 ballenas de esta especie, probablemente como resultado de haber quedado atrapadas en aparejos de pesca o chocado con embarcaciones”. Asimismo, las muertes registradas representan apenas “una fracción de la cifra real de fallecimientos, además de que los efectos subletales del enmallamiento contribuyen a impedir el crecimiento del cetáceo y reducir sus posibilidades de reproducción, aun si no necesariamente se traducen en decesos”.

Registrada desde 1970 en la lista estadounidense de especies en peligro de extinción (Endangered Species List) y protegida a partir de 1972 conforme a la Ley para la Protección de Mamíferos Marinos (Marine Mammal Protection Act, MMPA), la ballena franca del Atlántico Norte es una de las especies de cetáceos de gran tamaño en mayor peligro de extinción del mundo. En la petición se indica que, en 2019, la población de esta ballena alcanzaba apenas 360 individuos, entre los cuales se contaban menos de 80 hembras reproductoras. La Peticionaria alega que “de no aplicarse medidas de recuperación agresivas e inmediatas, la ballena franca del Atlántico Norte podría extinguirse en el futuro cercano”. De acuerdo con lo planteado en la petición, el gobierno de Estados Unidos está omitiendo la aplicación efectiva de varias de sus leyes y reglamentos de alcance federal, incluidas la propia MMPA, la Ley de Especies en Peligro de Extinción (Endangered Species Act, ESA) y la Ley Nacional sobre Política Ambiental (National Environmental Policy Act, NEPA).

El Secretariado evaluará la petición para determinar si cumple con los requisitos establecidos en los artículos 24.27(2) y (3) del T-MEC. Le invitamos a consultar información detallada acerca de la petición SEM-21-003 (Ballena franca del Atlántico Norte) en la página del registro público de peticiones de la CCA.

Oceana asevera que Estados Unidos está incurriendo en omisiones en la aplicación efectiva de su legislación ambiental para proteger a la ballena franca del Atlántico Norte.