CEC hero image, a  photo of Array

Subvención EJ4Climate

Apoyo a la resiliencia cultural y climática de las comunidades indígenas del este de Washington mediante la ecoquema y la restauración del paisaje

Organización: Conservation Northwest
En pro de la conservación de la vida silvestre en la región del Pacífico Noroeste, desde 1989 protegemos, conectamos y restauramos zonas y vida silvestres, desde la costa de Washington hasta las Montañas Rocallosas de Columbia Británica.

Ubicación: Reserva de la comunidad indígena Spokane y tribus confederadas de la reserva de Colville, Washington.
Comunidades en las que el proyecto genera un impacto directo: La comunidad indígena Spokane y las tribus confederadas de Colville. El restablecimiento de los ecosistemas redundará también en provecho de especies silvestres sensibles o vulnerables, entre las que se incluyen las siguientes: gavilán azor (Accipiter gentilis), pájaro carpintero de cabeza blanca (dryobates albolarvatus), marta americana (Martes americana), pinzón serrano (Haemorhous cassinii), glotón o carcayú (Gulo gulo), cárabo lapón (Strix nebulosa) y lobo gris (Canis lupus). También favorecerá a especies de flora y fauna de interés cultural como el ciervo canadiense (Cervus canadensis), el alce (Alces alces), el venado bura (Odocoileus hemionus), diversas especies de águila, los álamos negros (Populus trichocarpa) y temblón (P. tremula), el rosal silvestre (Rosa canina), el cerezo de Virginia (Prunus virginiana) y el tilo (Sambucus canadensis).

País: Estados Unidos

Otras organizaciones que participan: Red Indígena Spokane (Spokane Tribal Network); Tribus Confederadas de Colville (Colville Confederated Tribes)

Activo EJ4Climate Project Cover @ Melodi Wynne

Antecedentes

El cambio climático en el Pacífico Noroeste, expresado concretamente en forma de megaincendios, amenaza las tierras, los medios de subsistencia y el suministro de alimentos, y afecta de manera particular a las comunidades indígenas. En décadas anteriores, los incendios forestales que se producían en la región occidental de la costa Pacífico alcanzaban unos cuantos miles de hectáreas al año; en la actualidad, los megaincendios afectan cientos de miles de hectáreas.

Las poblaciones indígenas aprendieron desde tiempos ancestrales que el fuego tiene un papel fundamental en la transformación y configuración de la funcionalidad del paisaje. Las quemas periódicas mantienen la complejidad forestal necesaria y aumentan la resiliencia; sin embargo, los incendios de mayor magnitud generan una uniformidad perjudicial para la vida silvestre y contribuyen a que los paisajes sean aún más propensos a los megaincendios. Reducir el riesgo de este fenómeno es uno de los múltiples beneficios que aportan las quemas controladas. Numerosos animales en nuestro ecosistema son incapaces de adaptarse a bosques y paisajes espesos e inmutables y, en ese sentido, dependen del fuego; sin embargo, tanto la escasez como el exceso de fuego constituyen un problema en este tipo de paisajes. Las plantas autóctonas también se benefician del fuego periódico: con su crecimiento ofrecen nuevas oportunidades de forrajeo y espacios regenerados que brindan especies alimenticias tradicionales. El restablecimiento de los ciclos naturales del fuego facilita la revitalización ecocultural; ello significa que la cultura indígena y la soberanía alimentaria resurgen a medida que se recupera el equilibrio ecológico. 

Metas

Este proyecto busca hacer frente a los efectos del cambio climático en territorio de las comunidades indígenas Spokane y de Colville, mediante la creación de oportunidades para administrar sus tierras tradicionales de manera cultural y ecológicamente significativa, a la vez que se ejerce un impacto positivo en la salud de sus integrantes. La subvención de la CCA apoyará la puesta en marcha de una iniciativa de colaboración entre actores e interesados directos dirigida a abordar las vulnerabilidades medioambientales y de salud humana en las comunidades indígenas del este de Washington, al tiempo que se refuerza la resiliencia cultural y climática a través de la gestión responsable de las tierras indígenas. 

Actividades principales

  1. Mediante la impartición de talleres, generar entre integrantes de las comunidades locales conocimientos y habilidades en materia de cultivo de plantas, recolección de recursos y ecoquema, a fin de reforzar las capacidades para atender las necesidades de salud comunitaria; implementar medidas para mitigar los efectos del cambio climático, y revitalizar prácticas indígenas tradicionales de gestión y aprovechamiento de tierras.
  2. Restablecer el conocimiento comunitario de la lengua salish y de saberes contenidos en relatos indígenas en relación con los «alimentos originarios» —nombres de plantas y animales y prácticas tradicionales de recolección—, con miras a aumentar la resiliencia comunitaria y cultural.
  3. Ofrecer a los participantes de los talleres oportunidades para fortalecer capacidades y poner en práctica los conocimientos adquiridos, mediante la ecoquema (quemas controladas o prescritas a escala de paisaje); el emprendimiento de tareas de restauración o rehabilitación de paisajes perjudicados por los incendios forestales, y el cultivo de plantas autóctonas y otros alimentos tradicionales; todo con el propósito de aumentar la resiliencia ecológica y cultural, al tiempo de reducir las vulnerabilidades en materia de salud, ante los efectos del cambio climático en el territorio indígena del noreste de Washington. 

Resultados

Mayor capacidad para cultivar con éxito alimentos tradicionales y plantas autóctonas; realización de proyectos comunitarios (por y para la comunidad) de gestión indígena de los recursos naturales; fomento del conocimiento y uso de la lengua salish, y restauración de ecosistemas riparios y de pradera.