Este apéndice contiene descripciones breves de distintos métodos de medición para cuantificar la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA), así como recursos adicionales sobre cada uno.

Datos sustitutos o indirectos

Una buena opción cuando no se dispone de recursos para llevar a cabo un estudio integral o si se observan lagunas en los datos reales de que se dispone, es recurrir al uso de datos sustitutos correspondientes a un área geográfica, compañía, instalación o periodo similares, en lugar de los datos propios de la unidad objeto de estudio. Los datos de otra compañía, por ejemplo, podrían utilizarse para subsanar las lagunas en un inventario; los datos de una fábrica podrían servir para estimar el nivel de pérdidas y desperdicios de alimentos en otra, e incluso los datos de un hogar ubicado en otra ciudad podrían llegar a utilizarse para determinar desechos domésticos (ya sea por persona o en total) de determinada unidad doméstica. Es importante señalar, sin embargo, que los datos sustitutos o indirectos no podrán emplearse para dar seguimiento a los avances con el tiempo.

En el cuadro A14 se resumen las ventajas y limitaciones del uso de datos sustitutos o indirectos.

Cuadro A14. Factores a considerar al utilizar datos sustitutos o indirectos para cuantificar la PDA

Ventajas Limitaciones y puntos a considerar
  • Bajo costo.
  • Mínimos esfuerzo y experiencia requeridos (si se dispone de datos convenientes para usarse como sustitutos o indirectos).
  • Es posible que no se disponga de datos suficientes, y que los disponibles fueran poco confiables como datos sustitutos para determinar la PDA.
  • Puede ser necesario convertir los datos disponibles a otras unidades.
  • Por proceder de una fuente externa, los datos no podrán utilizarse para monitorear los avances en el tiempo y tampoco sirven para detectar puntos críticos o identificar las causas subyacentes de la generación de desechos alimentarios.

Fuente: Elaboración propia.

Cómo utilizar datos sustitutos para cuantificar la PDA

Paso 1. Determine qué datos se requieren.

Los datos sustitutos son de gran utilidad para subsanar lagunas detectadas en un inventario. Si una compañía desea cuantificar sus niveles de pérdida y desperdicio de alimentos, pero no puede realizar sus propias mediciones, una posibilidad es recurrir a datos disponibles de otra compañía dentro del mismo sector para, con base en ellos, estimar los propios. De igual manera, si un país está llevando a cabo una evaluación de la PDA generada a escala nacional, puede considerar los datos publicados por un país con similitudes geográficas a fin de estimar sus propios niveles de pérdida y desperdicio de alimentos.

Paso 2. Identifique datos sustitutos disponibles.

Existe un amplio abanico de fuentes de donde extraer datos sustitutos o indirectos. Bases de datos como el Atlas de desechos alimentarios (Food Waste Atlas) y FAOSTAT compilan información que los usuarios pueden consultar con miras a encontrar los datos sustitutos de mayor utilidad en función de sus necesidades específicas. Una simple búsqueda en internet puede ayudar también a identificar posibles fuentes de datos pertinentes.

Paso 3. Seleccione los datos a utilizar.

Seleccione los datos sustitutos que mayor similitud guarden con el inventario al que deben aproximarse. Variaciones por cuanto a geografía, compañía, instalación, marco temporal y otros factores pueden generar incertidumbres y dar como resultado una cifra final menos precisa. De ser posible, examine la metodología utilizada para recopilar los datos sustitutos a fin de determinar en qué forma se derivaron las cifras y cuán confiables son.

Paso 4. Prepare y analice los datos.

Al cuantificar la PDA con datos sustitutos o indirectos, éstos habrán de convertirse en un factor que pueda aplicarse a la población o instalación objeto de estudio para subsanar la laguna de información y estimar un nivel aproximado de alimentos perdidos y desperdiciados. Este factor, que variará en función del sector de interés, podría corresponder, por ejemplo, a la PDA por empleado o por tonelada de alimentos procesados por una instalación.

Desafíos comunes en relación con los datos al utilizar datos sustitutos o indirectos

Imprecisión de los datos. Si bien los datos sustitutos o indirectos pueden ayudar a estimar niveles de PDA, el uso de datos obtenidos en otros contextos difícilmente resultará tan preciso como la medición directa. Por esta razón, los datos sustitutos deben ser el último recurso, a utilizar únicamente cuando la falta de recursos o experiencia imposibilita la aplicación de otro método.

Falta de datos disponibles. Aunque existen numerosas fuentes públicas de información sobre PDA, bien puede ocurrir que no existan fuentes de información similares para determinados sector, zona geográfica o tipo de alimento. En tales casos, considere ponerse en contacto con compañías o investigadores en el sector o área geográfica en cuestión a efecto de averiguar si es factible que compartan datos a su disposición, aun si fuesen de carácter privado.

Incapacidad para monitorear cambios en la PDA con el tiempo. Dado que los datos sustitutos únicamente permiten obtener aproximaciones de la PDA en un contexto distinto al propio, no pueden utilizarse para rastrear cambios en el tiempo en la generación de desechos alimentarios. Ello se explica porque cualquier cambio en los niveles de pérdida y desperdicio de alimentos reflejaría un cambio en un contexto distinto y no en la instalación o área geográfica en estudio. Por esta razón, el uso de datos sustitutos ha de considerarse tan sólo como un punto de partida, luego de lo cual la compañía o instalación habrá de optar por métodos de medición más específicos a medida que su papel en la reducción de la PDA se vuelve más activo.

Recursos adicionales sobre el uso de datos sustitutos

FLW Protocol (2016), “Proxy Data”, Guidance on FLW Quantification Methods, capítulo 10, Food Loss and Waste Protocol [Protocolo sobre Pérdida y Desperdicio de Alimentos]; disponible en: <http://flwprotocol.org/wp-content/uploads/2016/06/FLW_Guidance_Chapter10_Proxy_Data.pdf>.

WRAP y WRI (2018), Food Loss and Waste Atlas, Waste and Resources Action Programme [Programa de Acción contra el Desperdicio y por los Recursos] y World Resources Institute [Instituto de Recursos Mundiales], en: <www.thefoodwasteatlas.org>.

FAOSTAT, “Datos sobre alimentación y agricultura”, base de datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en: <www.fao.org/faostat/es>.