Únete al movimiento juvenil para contribuir a la prevención del desperdicio de alimentos, proteger nuestro medio ambiente y salvar el planeta

Montreal, 11 de abril de 2019.  Gracias al novedoso kit de acción “Los alimentos importan” de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), los jóvenes de América del Norte pueden lograr un cambio positivo para prevenir el desperdicio de alimentos: desde sencillas acciones en casa hasta iniciativas más ambiciosas que incluyen a toda la comunidad. La prevención del desperdicio de alimentos es una de las formas más fáciles en que todos podemos contribuir en lo cotidiano a proteger nuestro medio ambiente, combatir los efectos del cambio climático y ayudar a salvar nuestro planeta. El kit de acción está disponible en español, inglés y francés, y se puede descargar en: www.cec.org/LosAlimentosImportan.

“Casi un tercio del total de los alimentos producidos para consumo humano en todo el mundo termina en la basura. Al realizar pequeños cambios en los hábitos diarios, los jóvenes pueden tomar la iniciativa en la prevención de este enorme desperdicio”, señaló el titular de la unidad Crecimiento verde de la CCA, David Donaldson.

Registra a tu agrupación juvenil y usa la etiqueta #LosAlimentosImportan para organizar actividades que busquen prevenir y reducir el desperdicio de alimentos. En el kit encontrarás más de 70 actividades de donde escoger: desde elaborar inventarios de alimentos desperdiciados hasta preparar composta con ayuda de lombrices.

La líder del proyecto sobre pérdida y desperdicio de alimentos de la CCA, Gabriela Sánchez, nos recuerda que “prevenir el desperdicio de alimentos es benéfico para el medio ambiente, la economía y el presupuesto familiar”.

Diseñadas para niños y jóvenes de Canadá, Estados Unidos y México, las actividades contenidas en el kit de acción “Los alimentos importan” están organizadas en dos partes: una para niños de 5 a 13 años y otra para jóvenes de 14 a 25 años. Se trata de un conjunto de herramientas que permite a usuarios y participantes entender con mayor claridad lo que está en juego y todos los efectos relacionados con el desperdicio de alimentos.

El kit de acción se elaboró con la activa colaboración de diez asociaciones juveniles y el apoyo de instituciones académicas y educativas, entidades de beneficencia y agrupaciones juveniles indígenas.

Invitamos a la juventud de toda América del Norte a utilizar el nuevo kit de acción “Los alimentos importan” de la CCA para animar su imaginación y tomar medidas respecto de tan importante problemática. Las actividades propuestas ayudarán a niños y jóvenes a descubrir docenas de formas en que pueden contribuir a prevenir el desperdicio de alimentos en sus casas, escuelas y comunidades.

El kit de acción “Los alimentos importan” impulsa el cambio a partir de tres elementos:

  1. El conocimiento es poder: nos informamos y aprendemos cómo el desperdicio de alimentos afecta a nuestro planeta.
  2. Cambio de hábitos: podemos prevenir el desperdicio de alimentos cambiando nuestra actitud frente a la comida y desarrollando nuevos hábitos y habilidades.
  3. Pasar la voz: podemos impulsar acciones encaminadas a combatir el desperdicio de alimentos en la casa, la escuela y nuestra comunidad, e intercambiar sugerencias para hacer frente a esta problemática.

Niños y jóvenes de todos los rincones de América del Norte están marcando una diferencia y tú también puedes hacerlo. Únete al movimiento juvenil en: www.cec.org/LosAlimentosImportan y participa en la conversación: #LosAlimentosImportan.

DATOS Y CIFRAS

  • Cuando tiramos alimentos a la basura, en realidad estamos desperdiciando todos los recursos invertidos en su producción.
  • Si valoramos los alimentos, seremos más cuidadosos al comprarlos, consumirlos y enviarlos a compostaje.
  • La comida que se desperdicia muchas veces termina en un relleno sanitario, donde se descompone y produce metano: gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono por su impacto en el cambio climático.
  • Con sólo modificar sus hábitos de compra, consumo, almacenamiento y desperdicio, los jóvenes pueden ayudar a reducir los 168 millones de toneladas de alimentos que cada año se pierden o desperdician en América del Norte.
  • Con los alimentos desperdiciados cada año en Canadá, Estados Unidos y México, juntos, podrían llenarse 13 estadios de futbol americano, cantidad suficiente para alimentar a 260 millones de personas.
  • En América del Norte se utiliza cada año el equivalente del agua contenida en siete millones de albercas olímpicas para producir alimentos que nunca llegan a consumirse, y la energía empleada para producir esa comida que tiramos bastaría para suministrar electricidad a 274 millones de hogares.

Este video tiene por objetivo inspirar a los jóvenes de América del Norte a reducir el desperdicio de alimentos y ayudar a salvar nuestro planeta:

¡Únete al movimiento juvenil!