Presenta la CCA, por primera vez y con cobertura multianual, un análisis sobre la contaminación industrial registrada en América del Norte

El más reciente número de la serie En balance explora a detalle las emisiones y transferencias de contaminantes registradas entre 2005 y 2010 en Canadá, Estados Unidos y México, con especial énfasis en las emisiones provenientes de la industria de fabricación de celulosa, papel y cartón de la región.

Montreal, a 1 de octubre de 2014. La Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) publicó un informe exhaustivo sobre los cambios observados en la contaminación industrial en América del Norte a lo largo del periodo comprendido entre 2005 y 2010. Ésta es la primera vez que en un número de la serie En balance de la CCA —que recoge información de los registros de emisiones y transferencias de contaminantes (RETC) de Canadá, Estados Unidos y México— se analiza información correspondiente a un periodo extendido.

El presente volumen de En balance documenta los cambios observados durante un periodo de seis años en los registros de emisiones y transferencias de contaminantes procedentes de alrededor de 35,000 instalaciones industriales en toda la región. Entre los principales hallazgos destacan los siguientes:

  • El total de emisiones y transferencias de contaminantes registradas aumentó 14 por ciento (de más de 4,830 millones de kilogramos en 2005 a más de 5,530 millones en 2010), incremento impulsado por las emisiones al suelo y las emisiones fuera de sitio para disposición final registradas, las cuales se incrementaron 108 y 42 por ciento, respectivamente. Estos aumentos reflejan la adopción de requisitos más amplios para el registro en el Inventario Nacional de Emisiones de Contaminantes (National Pollutant Release Inventory, NPRI) de Canadá de relaves o jales mineros y residuos de roca, así como del azufre reducido total. Este cambio en los requisitos de registro en el NPRI se tradujo en una mejor cuantificación de las emisiones y transferencias de la minería de minerales metálicos y la industria de extracción de petróleo y gas en Canadá.
  • Entre 2005 y 2010 se observó una reducción en las emisiones y transferencias de la mayoría de los demás sectores, entre los que se incluye el sector de generación eléctrica, principalmente de Estados Unidos, cuyas emisiones al aire registradas disminuyeron 36 por ciento. Este decremento responde básicamente a los cambios en la normativa aplicable a las plantas generadoras de electricidad a base de combustibles fósiles, y al cierre de algunas instalaciones.
  • Asimismo, se observó un decremento de 38 por ciento en las emisiones al aire registradas de sustancias químicas que pertenecen a cuatro categorías de contaminantes —carcinógenos conocidos o presuntos, sustancias tóxicas que afectan el desarrollo o la reproducción, metales y sustancias tóxicas persistentes y bioacumulables (STPB)— y que se consideran de interés especial por su enorme potencial para causar daños a la salud humana y el medio ambiente.

Con base en su detallada información por país, En balance también pone de relieve importantes lagunas existentes en el panorama de la contaminación industrial de América del Norte, lagunas que se deben a diferencias en los requisitos y prácticas de registro de los programas RETC nacionales. Por ejemplo:

  • De las más de 500 sustancias contaminantes registradas cada año a escala subcontinental, sólo 60 son comunes a los tres programas RETC.
  • El sector de extracción de petróleo y gas, una de las industrias clave de América del Norte y que en Canadá figura entre los sectores que registran mayores volúmenes de emisiones y transferencias cada año, no está sujeto a registro en el Inventario de Emisiones Tóxicas (Toxics Release Inventory, TRI) de Estados Unidos, en tanto que en México, los datos muestran que las instalaciones del sector han registrado cantidades relativamente menores .
  • En comparación con Canadá y Estados Unidos, el registro de emisiones y transferencias en México refleja mayores fluctuaciones entre 2005 y 2010, variabilidad que obedece al hecho de que el Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (RETC) de México es relativamente nuevo.

“Como resultado de la colaboración permanente entre los programas RETC de los tres países y la CCA, ahora podemos rastrear las emisiones y transferencias de contaminantes industriales en la esfera regional y en el transcurso del tiempo, lo que nos permite identificar tendencias y detectar lagunas importantes en la presentación de informes. Al determinar la relación que guardan los datos RETC y las iniciativas corporativas en el área de sustentabilidad ambiental, En balance aborda las necesidades del sector privado, los gobiernos, la ciudadanía y las comunidades preocupadas y afectadas por la contaminación industrial en América del Norte”, aseveró la directora ejecutiva de la CCA, Irasema Coronado.

Disminución en las emisiones de contaminantes provenientes de la industria de fabricación de celulosa, papel y cartón: factores determinantes

Sirviéndose de los datos RETC de América del Norte registrados a lo largo de un periodo de seis años, el informe de este año examina las emisiones registradas por plantas de fabricación de celulosa y papel, industria que se ha colocado sistemáticamente entre los principales emisores al aire y el agua de la región. Los datos muestran que el sector registró emisiones al aire que disminuyeron 19 por ciento entre 2005 y 2010, y emisiones al agua que se redujeron 6 por ciento en el mismo periodo. Con base en análisis de datos, un cuestionario aplicado a plantas de fabricación de celulosa y papel, e información obtenida de representantes de la industria, En balance ha identificado los factores que impulsaron tales disminuciones. Entre las principales conclusiones obtenidas figuran:

  • Uno de los factores que impulsó las disminuciones observadas a lo largo de este periodo fue el cierre de varias plantas en Canadá y Estados Unidos, países en los que el sector registra los mayores volúmenes de emisiones.
  • Entre los contaminantes típicos de la industria de fabricación de celulosa y papel se incluyen compuestos orgánicos volátiles, metanol, ácido sulfhídrico (o sulfuro de hidrógeno), fósforo y formaldehído. Algunos de estos contaminantes, sin embargo, no están sujetos a registro en al menos uno de los tres países (por ejemplo, el metanol en México), lo que se traduce en desafíos al intentar analizar la contaminación que las fábricas de celulosa, papel y cartón generan en la esfera regional.
  • Aunque factores como la aplicación de nuevos requisitos reglamentarios han contribuido a la disminución en las emisiones registradas en este periodo, el informe refleja también que un compromiso corporativo con el medio ambiente y las exigencias del cliente por productos con ventajas ambientales desempeñan una función preponderante en las decisiones de una planta respecto de su manejo ambiental, incluida la adopción de prácticas de prevención y mitigación de la contaminación.

Explore los datos RETC de América del Norte en línea

Todos los datos presentados en el informe En balance pueden consultarse en el sitio web En balance en línea: base de datos que se actualiza una vez al año con los datos de los tres sistemas RETC de América del Norte. Mediante su herramienta de búsqueda, En balance en línea permite a los usuarios:

  • explorar datos sobre emisiones y transferencias de diversos contaminantes provenientes de una gama de sectores;
  • generar informes con datos en diversos formatos, como gráficas y hojas de cálculo;
  • crear mapas y visualizarlos utilizando Google Earth, y
  • analizar datos de los RETC con respecto a información geoespacial —por ejemplo, cuencas de agua, ríos y lagos, y centros de población— mediante el empleo de datos del Atlas ambiental de América del Norte de la CCA.