La CCA presenta videos educativos para apoyar a los jóvenes en su compromiso por reducir el desperdicio de alimentos

Mérida, México

Poniendo de relieve que en América del Norte se desechan cada año alimentos suficientes como para enterrar el centro de una gran ciudad, esta nueva campaña se propone disminuir el desperdicio alimentario

Montreal, 3 de septiembre de 2020. La Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) anunció hoy el lanzamiento de su campaña de sensibilización “Reduzcamos la montaña de alimentos desperdiciados”, que tiene por objeto contribuir a hacer frente al gran problema de la pérdida y el desperdicio de alimentos en América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México). Al educar a niños y jóvenes acerca del impacto que suponen los desechos de alimentos, la CCA busca inspirar cambios de comportamiento en la vida diaria.

A quienes deseen obtener más información sobre este problema y unirse a nuestra campaña para disminuir el desperdicio alimentario, les invitamos a descargar nuestro kit de acción #LosAlimentosImportan.

Cada año, los habitantes de América del Norte tiran cerca de 168 millones de toneladas de alimentos, cantidad que bastaría para enterrar el centro de una gran ciudad. Este desperdicio implica graves consecuencias ambientales. Cuando desechamos alimentos estamos también desperdiciando todos los recursos que se utilizaron en su cultivo, transporte, venta y preparación; por ejemplo, la energía asociada a la producción y manejo de todos los alimentos anualmente desperdiciados en el subcontinente ¡alcanzaría para abastecer 274 millones de hogares¡ Además, los desechos alimentarios que se descomponen en los rellenos sanitarios emiten millones de toneladas de metano, gas de efecto invernadero con mayor potencial de calentamiento global que el dióxido de carbono. Todo esto hace que los alimentos desperdiciados contribuyan al cambio climático en forma significativa.

El comportamiento de los consumidores es tan sólo una de las tantas piezas en la solución al desperdicio de alimentos, pero una muy importante. Valiéndose de una variedad de herramientas, entre las que se incluye una serie de videos educativos, la CCA está poniendo de relieve cómo niños y jóvenes de la región pueden ayudar a reducir el problema de los desechos alimentarios en América del Norte y, con ello, ayudar al planeta.

Los videos educativos están basados en el kit de acción ‘Los alimentos importan’, de la CCA, y abordan de manera accesible y atractiva varios temas importantes, entre los que figuran:

“Queremos empoderar a niños y jóvenes, proporcionándoles herramientas concretas que les ayudarán a hacer frente al cambio climático directamente en sus hogares, escuelas y comunidades. En la CCA tenemos el compromiso de continuar nuestro trabajo en todos los eslabones de la cadena de abasto alimentaria para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, e invitamos a la juventud a unirse a nosotros como aliados en este crucial desafío ambiental”, señaló el director ejecutivo de la CCA, Richard Morgan.

Además de los mencionados videos, la CCA está compartiendo una serie de imágenes que muestran el volumen anual de alimentos desperdiciados en toda la región cubriendo los centros de tres grandes ciudades o zonas seleccionadas como piloto para esta campaña: Montreal (Canadá), la península Olímpica (Estados Unidos) y Mérida (México). La idea es que una representación visual de esta crítica situación afectando paisajes icónicos de los tres países ayude a ubicar y dimensionar el impacto de este inmenso problema silencioso, de alguna forma haciéndolo más real y generando cambios directos —en el propio hogar— en los espectadores.

Todos tenemos un papel crucial que desempeñar en la reducción del desperdicio alimentario. Y el paso inicial está en la educación. Los videos educativos y las ilustraciones que hoy se lanzan complementan los materiales del kit de acción ‘Los alimentos importan’, que la CCA integró el año pasado con el propósito de ayudar a la juventud a marcar una diferencia. El kit contiene docenas de recomendaciones y actividades, no sólo divertidas sino de gran impacto, para dotar a niños y jóvenes de los conocimientos y herramientas necesarios para realizar cambios en su hogar y sus comunidades.

Rescatemos los alimentos. Salvemos el planeta.

Para obtener más información o solicitar una entrevista, sírvase contactar a:

Sarah Julien
Coordinadora de comunicación
Comisión para la Cooperación Ambiental
Tel. (514) 781-2781
sjulien@cec.org