El informe de una Comisióm Norteamericana determina que el ozono de bajo nivel se desplaza a través de la frontera Canadá-Estados Unidos

Montreal, 11/11/1997-La contaminación atmosférica producida por automóviles, camiones, plantas generadoras de electricidad e industrias contribuye al desplazamiento de ozono de bajo nivel, uno de los principales componentes del neblumo, en ambas direcciones a través de la frontera entre el este de Canadá y Estados Unidos. Este hallazgo se incluye en un informe intitulado Transporte a grandes distancias de ozono de bajo nivel y sus precursores: evaluación de métodos para cuantificar el transporte transfronterizo en el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá, publicado el día de hoy por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), organización establecida por Canadá, México y Estados Unidos en 1994, en el marco del acuerdo paralelo sobre medio ambiente del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El informe sugiere algunas medidas que los gobiernos pueden adoptar para abordar el problema del neblumo transfronterizo. «Es poco lo que las medidas locales pueden hacer para resolver el problema», afirmó Paul Bégin, Ministro de Medio Ambiente y Vida Silvestre de Quebec. «La situación requiere de una gestión coordinada de todas las provincias y estados afectados por la emisión y el transporte de estos contaminantes.»

«La contaminación atmosférica no se detiene en la frontera Estados Unidos-Canadá», dijo Robert W. Varney, Comisionado del Departamento de Servicios Ambientales de Nueva Hampshire. «El neblumo es conducido por el aire a través de la frontera en ambos sentidos, y la contaminación de los dos lados contribuye a este problema. Los estados, provincias y gobiernos federales necesitan desarrollar cuanto antes una solución coordinada y costeable.»

Los resultados contenidos en el informe evalúan los métodos científicos empleados para cuantificar el transporte transfronterizo entre el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá. El informe plantea que tanto Canadá como Estados Unidos han establecido bases sólidas a partir de las cuales medir los niveles del neblumo aerotransportado y establecer modelos de la forma y los lugares en que se desplaza. Al mismo tiempo, el informe concluye que se requiere de un esfuerzo científico continuado para lograr una más eficaz resolución bilateral del problema del transporte de contaminantes.


EL MOVIMIENTO INTERNACIONAL DEL NEBLUMO

El Comisionado del Departamento de Protección Ambiental de Maine, Ned Sullivan, afirmó que «Estados Unidos y Canadá han construido principios de comunicación sobre contaminación atmosférica transfronteriza, incluida la producida por ozono, azufre y mercurio. Ha llegado ahora el momento de integrar planes de acción a ambos lados de la frontera.»

El informe contribuye al cúmulo de evidencias disponibles en torno a la existencia del transporte transfronterizo de ozono de bajo nivel y sus precursores —compuestos orgánicos volátiles (COV) y óxidos de nitrógeno (NOX)— en América del Norte, especialmente donde los patrones climáticos característicos fluyen desde regiones de viento en contra con elevados niveles de emisiones de precursores a regiones de viento a favor en las que se registran niveles de ozono altos. Las condiciones óptimas para este tipo de escenario se encuentran en al menos dos caminos de transporte atmosférico transfronterizo en el este de América del Norte:

  • Los contaminantes circulan desde la región norte de los estados centrales estadounidenses y el Valle del Río Ohio a través del sur de Ontario y de Quebec, y hacia el noreste de Estados Unidos.
  • Los contaminantes viajan hacia el norte, a lo largo del «Corredor noreste» de Estados Unidos y se diseminan en las provincias canadienses de la costa del Atlántico.

Ampliando este análisis, el informe también apunta que cuando la contaminación generada localmente se conjunta con el transporte a grandes distancias, el ozono de bajo nivel puede llegar a constituir un problema regional de escalas espaciales de más de 600 kilómetros y temporales de varios días.

Con base en una amplia revisión de los esfuerzos científicos realizados hasta la fecha tanto en Canadá como en Estados Unidos, el informe recomienda actividades de cooperación futuras para abordar el problema del neblumo transportado a través de la frontera Canadá-Estados Unidos. Las principales recomendaciones son:

  1. Ampliar los modelos de transporte existentes para incluir la frontera Canadá-Estados Unidos, así como regiones a cada lado de la línea fronteriza.
  2. Dar marcha atrás a la actual tendencia de cerrar las estaciones de monitoreo en ambas naciones. Las estaciones de monitoreo son esenciales para registrar los beneficios de los programas de reducción de emisiones y del cumplimiento de los objetivos de calidad del aire.
  3. Incrementar la comparación de datos sobre calidad del aire para la evaluación del transporte transfronterizo y crear una base de datos que almacenen toda la información de monitoreo ambiental de la zona de estudio.
  4. Desarrollar análisis adicionales para rastrear vientos y emisiones en el Corredor Windsor-Ciudad de Quebec y en la Región del Atlántico del Sur de Canadá, junto con las regiones noreste, noroeste y del oeste medio de Estados Unidos.

El informe de hoy destaca la necesidad de un enfoque de gestión atmosférica de largo plazo y de escala regional para reducir o eliminar el transporte transfronterizo de ozono de bajo nivel. «La contaminación atmosférica no respeta fronteras, por lo que necesitamos trabajar conjuntamente en el desarrollo de soluciones regionales para controlar las emisiones atmosféricas y minimizar su transporte», afirmó el Comisionado del Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York, John P. Cahill. «El estado de Nueva York está comprometido con un ambicioso plan para reducir las emisiones de manera radical durante los próximos cinco años, e insta a otros a hacer lo mismo.»

El Ministro de Medio Ambiente de Ontario, Norm Sterling, afirmó que «para nosotros en Ontario, el informe de la CCA confirma lo que hemos venido planteando desde hace mucho tiempo: la contaminación transfronteriza afecta el aire y la salud de nuestras comunidades. Durante una gira reciente por once estados de la Unión Americana, insistí en la necesidad de que Canadá y Estados Unidos trabajen conjuntamente para reducir el flujo transfronterizo de contaminantes atmosféricos. En Ontario, por ejemplo, hemos introducido nuestro programa `Conduce sin contaminar’ (Drive Clean), orientado a la reducción de las emisiones que producen neblumo provenientes de automóviles, camiones y autobuses.»

El informe de hoy es consistente con las recientes recomendaciones de 37 estados estadounidenses para abordar el transporte regional de neblumo en el este de Estados Unidos. Al concluir, en junio de 1997, el Grupo de Evaluación del Transporte de Ozono (GETO u OTAG, por sus siglas en inglés) sugirió la adopción de medidas de control regional para reducir la contaminación transportada. Las recomendaciones del GETO fueron aprobadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) el 10 de octubre de 1997, cuando dio a conocer el primer paso de una estrategia regional para cumplir con las normas en cuanto al neblumo en el este de Estados Unidos.

«Esto respalda los hallazgos del informe del Grupo de Evaluación del Transporte de Ozono publicado en junio. Sabemos que la contaminación atmosférica no reconoce fronteras políticas y que los estados centrales deben ser más eficientes en la reducción de la cantidad de contaminantes que fluyen hacia los estados del este y las provincias canadienses», afirmó el Comisionado del Departamento de Protección Ambiental de Massachusetts, David Struhs. «Continuaremos trabajando regionalmente, de manera conjunta con Canadá y los estados del este, en el desarrollo de soluciones.»

El transporte a grandes distancias de ozono de bajo nivel y sus precursores: evaluación de los métodos para cuantificar el transporte transfronterizo en el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá es el resultado de un proyecto de colaboración binacional entre Estados del Noreste para la Gestión Coordinada del Uso del Aire (Northeast States for Coordinated Air Use Management, NESCAUM) y el Grupo del Este de Canadá para el Problema del Neblumo Transfronterizo (Eastern Canada Transboundary Smog Issue Group, ECTSIG), en unión con la Comisión para la Cooperación Ambiental. NESCAUM proporciona asesoría técnica y política a sus ocho estados miembros —Connecticut, Maine, Massachusetts, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island y Vermont—, en tanto que ECTSIG es un grupo de participación conjunta entre el Ministerio de Medio Ambiente de Canadá (Environment Canada) y las provincias de Quebec, Nueva Brunswick, Nueva Escocia y Ontario.


CONTAMINACION ATMOSFÉRICA POR OZONO (NEBLUMO)

El ozono de bajo nivel es un poderoso irritante respiratorio y un creciente problema de salud en todo el este de América del Norte. El ozono, un gas invisible, se produce cuando la luz del sol «cocina» los hidrocarburos y los óxidos nitrogenados emitidos por la combustión.

Se atribuye a las fuertes concentraciones de ozono de bajo nivel el incremento de los ingresos a hospitales y sus salas de urgencias por ataques de asma y otros problemas respiratorios. Una investigación reciente de la Harvard School of Public Health for the American Lung Association señala que el ozono causa hasta 50,000 visitas a las salas de urgencia en 13 ciudades durante una estación de ozono (abril-octubre). Un estudio del sur de Ontario mostró que un incremento de 5 por ciento de los ingresos a hospitales a causa de afecciones respiratorias se asociaba con un aumento de 50 partes por mil millones en las concentraciones de ozono (Burnett et al., 1994, Environ Res., 65: 172-194). Este efecto resultó desproporcionadamente más severo en los niños, cuyo índice de admisión hospitalaria se incrementó 8 por ciento.

La exposición al ozono de bajo nivel puede conducir también a falta de aire, dolor en el pecho, dificultad para respirar y accesos de tos. Los estudios toxicólogos demuestran que la exposición prolongada al ozono puede conducir a reducciones considerables de la función de los pulmones y al envejecimiento prematuro de estos órganos.

En particular peligro se encuentran los niños con asma, al igual que quienes ya sufren de enfermedades pulmonares como asma, bronquitis crónica y enfisema. Sin embargo, el ozono puede afectar también a los adultos sanos que hacen ejercicio al aire libre.

El ozono es una amenaza tan grave para la salud, que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) recientemente actualizó y fortaleció las normas oficiales de salud correspondientes a dicho contaminante. Diversas zonas de Estados Unidos medirán los niveles de contaminación durante varios años para determinar si se puede cumplir con la nueva norma. Canadá está en proceso de revisar su Objetivo de Calidad Atmosférica en materia de ozono y espera plantear recomendaciones a finales de 1998.

Las plantas de caldeo por carbón son una de las fuentes mayores de contaminantes que forman ozono de bajo nivel en el este de América del Norte. Las medidas aéreas y otros estudios muestran que el ozono puede viajar cientos de kilómetros y dañar la salud de personas alejadas del punto de origen del contaminante. Durante los días en que el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá experimentan sus peores episodios de neblumo, los vientos suelen correr del oeste al sudoeste, llevando consigo altos niveles de contaminantes emitidos contra el viento.

  • ¿De qué trata el informe «Transporte a grandes distancias del ozono de bajo nivel y sus precursores»?

    El informe es un panorama general del estado del conocimiento científico sobre cómo y dónde el ozono de bajo nivel (componente principal del neblumo) se mueve a través de las fronteras entre el este de Canadá y Estados Unidos. Se usa el enfoque del «peso de las pruebas» que sintetiza la información diversos esfuerzos de modelación y medición de la contaminación. El informe lo elaboraron el Secretariado de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), el NESCAUM (Northeast States for Coordinated Air Use Management, Administración del Uso Coordinado de la Atmósfera de los Estados del Nordeste) y del ECTSIG (Eastern Canada Transboundary Smog Issue Group, Grupo para Cuestiones del Neblumo Transfronterizo del Este de Canadá).

  • ¿Qué descubrió el informe?

    El neblumo es un problema internacional que viaja en ambas direcciones entre Canadá y Estados Unidos. En tanto que es de sobra conocido que el neblumo viaja localmente desde Detroit, a lo largo del río Michigan, hasta Windsor, Ontario, se sabe menos que el neblumo puede viajar desde Toronto, Ontario, a través del lago Ontario hasta Nueva York y otros estados del nordeste y el sur de Quebec. El neblumo puede viajar distancias del orden de 800 kilómetros (~500 millas) o más. Se han identificado por lo menos dos «ríos de contaminación» transfronteriza:

    • uno fluye desde la parte superior del medio oeste de Estados Unidos y el valle del río Ohio a través del sur de Ontario y el sur de Quebec hasta el nordeste de Estados Unidos;
    • otro lleva contaminantes del «Corredor del Nordeste» de Estados Unidos hacia las provincias canadienses del Atlántico.

    La contaminación de regiones específicas de América del Norte puede influir en los niveles de neblumo (ozono) a distancias considerables en la dirección del viento. Por ejemplo, los estudios de modelación resumidos en el informe de la CCA predicen que la contaminación emitida en la parte superior de las Grandes Llanuras de Estados Unidos (partes de Iowa, Kansas, Minnesota, Missouri, Dakota del Norte, Nebraska y Dakota del Sur) puede contribuir con hasta 30 por ciento del número de horas en que el ozono está por arriba de 100 partes por mil millones (100 ppmm) en la región fronteriza de Detroit, Michigan/Windsor y Ontario, así como la zona de Toronto y el sur de Ontario. La contaminación en lugares como Indiana, Kentucky, Ohio, Virgina y West Virginia contribuye con más de 40 por ciento de las horas en que el ozono es superior a 100 ppmm en estas mismas áreas. Otras zonas del este de América del Norte contribuyen también al transporte transfronterizo de neblumo. El actual objetivo del ozono de bajo nivel en Canadá es de 82 ppmm, en promedio, durante una hora, mientras que la norma recién revisada de Estados Unidos es de un promedio de 80 ppmm durante ocho horas.

    Los resultados son congruentes con las recomendaciones del OTAG (Ozone Transport Assessment Group, Grupo de Evaluación del Transporte del Ozono), un esfuerzo de colaboración de 37 entidades de Estados Unidos para abordar la cuestión del neblumo regional. En junio de 1997 el OTAG recomendó reducir hasta 85 por ciento frente a los niveles regionales de 1990 la contaminación por ozono de las grandes centrales de energía.

  • ¿Por qué es importante conocer el movimiento del neblumo?

    El neblumo (ozono) es un grave problema de salud pública y las normas de ozono se exceden hoy día en numerosas zonas del este de América del Norte. A la luz de que el neblumo no respeta fronteras, los esfuerzos locales fragmentados en cualquier lado de la frontera no bastan por sí mismos para abordar el problema en toda su magnitud. A fin de reducir la exposición a niveles insalubres de neblumo en Canadá y Estados Unidos, se precisan esfuerzos internacionales conjuntos.

  • ¿Cuáles son los efectos del neblumo (ozono) en la salud?

     La exposición al neblumo (ozono) puede provocar una multitud de afecciones de salud bien documentadas. Puede incrementar la severidad y la incidencia de los ataques de asma y las infecciones respiratorias. Puede también producir un número cada vez mayor de síntomas respiratorios crónicos y provocar la aparición de nuevos problemas de esa índole. Los niños son quienes corren el mayor riesgo por el neblumo, ya que sus pulmones están en pleno desarrollo, respiran más aire en relación con el tamaño de sus pulmones que los adultos y pasan más tiempo al aire libre haciendo ejercicio durante el día, cuando es más fuerte la concentración de ozono. Se calcula que de 5 a 20 por ciento de la población en general es particularmente sensible al ozono.

    Los efectos en la salud se han observado en áreas en que el transporte internacional de neblumo desempeña un papel significativo. En un estudio del sur de Ontario se calcula que un aumento de 50 ppmm en los niveles de ozono provocó en el verano un incremento de 5 por ciento en las admisiones hospitalarias diarias por afecciones respiratorias. Los niños resultaron afectados de manera desproporcionada: el índice de sus ingresos por problemas respiratorios se incrementó 8 por ciento. Como se dijo, el sur de Ontario recibe una parte significativa del neblumo proveniente allende sus fronteras.

  • ¿De dónde viene el neblumo?

    Dos clases de contaminación producen la formación de ozono de bajo nivel (neblumo) en la atmósfera: los óxidos de nitrógeno (NOx) y los compuestos orgánicos volátiles (COV). La fuente principal de contaminación de NOx durante el verano (la estación clave de formación de ozono en el este de América del Norte) es la quema de combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo en las plantas eléctricas y los calentadores industriales, así como la gasolina o el dísel de automóviles, camiones y vehículos para toda clase de terrenos. Las fuentes más importantes de COV son los vapores de la gasolina y las emisiones naturales de los árboles y otras clases de vegetación. En tanto que los COV inciden en la eficiencia de la formación de ozono en la atmósfera, las emisiones de NOx relacionadas con los humanos constituyen el ingrediente necesario para iniciar la formación de ozono y desempeñan el papel principal en el transporte del ozono a grandes distancias en el sentido del viento.

  • ¿Cuáles son las implicaciones de los cambios en las centrales eléctricas en el transporte internacional de neblumo?

    Las centrales eléctricas de Canadá y Estados Unidos comienzan a sufrir cambios que expondrán a la industria a una mayor competencia. Además, las plantas de energía nuclear se han cerrado en el sur de Ontario y en el nordeste de Estados Unidos. Estos cambios pueden conducir a incrementos en la contaminación a lo largo de las rutas de transporte identificadas en el informe de la CCA. Esto podría exacerbar el transporte internacional de neblumo a menos que se instrumenten salvaguardias adecuadas para la salud pública y del ambiente.

  • ¿Cuáles son otros efectos del neblumo?

    Se ha comprobado que la exposición prolongada a fuertes concentraciones de ozono daña a los árboles, en particular en los bosques más altos del este de América del Norte. La contaminación por NOx contribuye a la lluvia ácida (que reduce la capacidad de lagos y arroyos para albergar vida acuática y destruye los nutrientes de la tierra forestal, lo cual puede reducir el ritmo de crecimiento de los árboles), a la formación de partículas finas (que afectan la capacidad respiratoria de las personas) y a la deposición de nitrógeno en las bahías (que genera brotes de algas que pueden ahogar la vida acuática). Se sabe que los COP como el benceno son cancerígenos y pueden tener efectos tóxicos.

  • ¿El neblumo es el único contaminante que viaja a través de las fronteras internacionales?

    No. Mientras que el informe de la CCA se centra en el ozono, otros contaminantes como la lluvia ácida, el mercurio, los BPC y las partículas finas pueden también viajar grandes distancias desde sus puntos de origen. Como la química y las condiciones ambientales pueden ejercer influencia en diversos contaminantes y de varias formas, las direcciones y el alance del movimiento de otros contaminantes puede diferir del transporte del neblumo.

  • ¿Qué se puede hacer en torno del neblumo que viaja entre Canadá y Estados Unidos?

    El informe de la CCA hace algunas recomendaciones para comenzar a abordar el transporte a grandes distancias del neblumo en el este de América del Norte, incluidas las que se describen a continuación.

    1. Desarrollar estrategias regionales para reducir la contaminación por «áreas de influencia» más que en zonas aisladas. Las áreas de influencia se definen como las regiones de fuente común que afectan grandes áreas geográficas en el sentido del viento, más que sitios aislados.
    2. Las concentraciones y emisiones de contaminación en Canadá y Estados Unidos deberían reunirse en bases de datos comunes para hacer más eficiente el intercambio de información a través de la frontera.
    3. Canadá y Estados Unidos precisan renovar sus compromisos con el mantenimiento constante y la expansión, cuando sea necesario, de los programas de monitoreo del neblumo actualmente minados por los recortes fiscales.
  • ¿Cómo se relaciona este informe con el trabajo de la CCA sobre contaminación atmosférica?

    Uno de los programas de trabajo de la Comisión es propiciar una mayor cooperación para abordar el transporte a grandes distancias de la contaminación atmosférica. En agosto de 1996 el Consejo de la CCA anunció proyectos piloto encaminados a mejorar el monitoreo y la modelación de la calidad atmosférica y colocar los cimientos de la acción conjunta para reducir la contaminación atmosférica. Este proyecto es un esfuerzo de colaboración entre la NESCAUM y el ECTSIG para analizar la contaminación atmosférica transfronteriza. El análisis establecerá las bases científicas para encontrar soluciones regionales para reducir las emisiones y el transporte atmosféricos. La fase siguiente de este proyecto consiste en un plan de trabajo para el esfuerzo conjunto de más largo lazo por disminuir la contaminación atmosférica transfronteriza.

  • ¿Qué es la Comisión para la Cooperación Ambiental?

    La Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) fue creada en 1994 por Canadá, Estados Unidos y México para abordar los problemas ambientales transfronterizos en toda América del Norte al amparo del acuerdo paralelo en materia ambiental (Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte) del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). La CCA propicia la cooperación y la participación pública para impulsar la conservación, la protección y el enriquecimiento del ambiente de América del Norte para las generaciones presentes y futuras en el marco de los crecientes vínculos económicos, comerciales y sociales entre los socios del TLC.

  • ¿Qué es la Administración del Uso Coordinado de la Atmósfera de los Estados del Nordeste

    La Administración del Uso Coordinado de la Atmósfera de los Estados del Nordeste (NESCAUM, por sus siglas en inglés) propicia el intercambio de información técnica y fomenta la cooperación entre sus ocho estados miembro en materia de cuestiones de contaminación atmosférica regional. Los miembros son Connecticut, Maine, Massachusetts, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island y Vermont.

  • ¿Qué es el Grupo para Cuestiones del Neblumo Transfronterizo

    El Grupo para Cuestiones del Neblumo Transfronterizo del Este de Canadá (ECTSIG, por sus siglas en inglés) es una asociación formada para contribuir a desarrollar el informe de la CCA. Integran la asociación: Environment Canada y las provincias de Nueva Brunswick, Nueva Escocia, Ontario y Quebec.