El fomento de la edificación sustentable: la forma más significativa y sencilla de reducir las emisiones de CO2 en América del Norte, revela informe de la CCA

Vancouver, 3/13/2008-Fomentar el diseño, la construcción, la renovación y la operación de edificaciones con ventajas ambientales en América del Norte podría traducirse en una disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero que exacerban el cambio climático: una reducción más a fondo, más acelerada y a un costo menor que cualquier otra medida disponible, señala un nuevo informe publicado por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), institución de índole trinacional.

Cada año, la energía consumida por los edificios en América del Norte ocasiona la liberación a la atmósfera de más de 2,200 megatoneladas de dióxido de carbono (CO2), alrededor de 35 por ciento del total de la región. De acuerdo con el informe, una adopción cada vez mayor y más rápida de tecnologías avanzadas para el ahorro de energía, tanto ya disponibles como de nueva aparición, podría generar para 2030 reducciones anuales de 1,700 megatoneladas (MT) en emisiones de CO2 a la atmósfera en América del Norte, en comparación con las emisiones proyectadas para ese mismo año con base en un enfoque tendencial. Esto es casi el equivalente a las emisiones de CO2 procedentes del sector de transporte estadounidense en 2000.

Hoy día es común que las edificaciones que incorporan características con ventaja ambiental reduzcan en 30, 40 o incluso 50 por ciento su consumo de energía en comparación con las edificaciones convencionales; incluso, los inmuebles más eficientes alcanzan hoy un desempeño superior en más de 70 por ciento, según datos publicados en el informe.

Sin embargo -señala el informe-, pese a los beneficios en salud, económicos y ambientales, la edificación sustentable representa en la actualidad apenas una pequeña fracción de las nuevas edificaciones comerciales y viviendas: apenas dos por ciento de los inmuebles no-residenciales nuevos, menos de la mitad de uno por ciento del mercado residencial en Estados Unidos y Canadá, y aún menos que eso en México.

El informe, Edificación sustentable en América del Norte: oportunidades y retos, es resultado de un estudio de dos años realizado por el Secretariado de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), con la orientación de un grupo asesor internacional formado por destacados urbanistas y arquitectos, expertos en sustentabilidad y energía, valuadores y corredores de bienes raíces, así como representantes de gobierno nacionales y locales.

«La mejora de nuestro entorno construido es tal vez la mayor oportunidad para proteger y fortalecer el medio ambiente natural. Este informe constituye una guía para un ambicioso progreso ambiental en toda América del Norte, sobre todo aprovechando los instrumentos y tecnología que tenemos a la mano», afirmó el director ejecutivo de la CCA, Adrián Vázquez. «La edificación sustentable representa una de las opciones más inmediatas para lograr reducciones significativas de las emisiones que propician el cambio climático.»

Aun considerando el rápido crecimiento proyectado en el mercado de la edificación sustentable en los tres países, el informe plantea que los sectores público y privado deben adoptar cambios sustanciales en la planeación, desarrollo y financiamiento de edificaciones residenciales y comerciales a fin de superar todo aquello que represente barreras importantes para la adopción generalizada de edificios de alto rendimiento energético en América del Norte.

El presidente del grupo asesor de la CCA y socio directivo del Windmill Development Group en Ottawa, Jonathan Westeinde, señaló: «En mi calidad de urbanista considero que la edificación sustentable es un concepto comprobado, ya que los costos de construcción y los beneficios para el mercado están mejorando rápidamente. Este informe muestra qué se necesita para hacer crecer la edificación sustentable y ponerla en el corazón de una América del Norte saludable y segura en lo que respecta a la energía».

El informe subraya la importancia de la edificación sustentable para el desarrollo urbano. Al respecto, el alcalde de la ciudad de Seattle -sede del simposio de la CCA celebrado en mayo de 2007-, Greg Nickels, ha señalado: «La edificación sustentable es un elemento fundamental para crear comunidades sólidas y sustentables. En Seattle estamos convencidos de que las ciudades que asuman el compromiso e inviertan en edificación sustentable tendrán a la larga una gran ventaja.»

Los autores del informe describen una serie de factores que inhiben y desincentivan la edificación sustentable aún por resolver; por ejemplo: cómo alentar a los constructores a incurrir en el costo marginal que los elementos de la edificación sustentable representan si los beneficios a largo plazo en términos de ahorro de energía se transferirán a los nuevos propietarios o inquilinos.

Recomiendan formas en que el mercado acelere la adopción de la edificación sustentable y haga de esta práctica la norma para todos los inmuebles nuevos y preexistentes en América del Norte. Entre sus recomendaciones, hacen un llamado a gobiernos, industrias y líderes no gubernamentales de América del Norte para:

  • Integrar equipos de tarea nacionales multisectoriales que aceleren el logro de una perspectiva duradera y viable para la edificación sustentable en América del Norte.
  • Apoyar la integración de un conjunto de principios y herramientas de planeación para la edificación sustentable en América del Norte.
  • Establecer metas claramente definidas para adoptar de la manera más rápida posible la edificación sustentable en América del Norte; ello incluye el planteamiento de objetivos audaces para lograr inmuebles neutros en carbono (sin emisiones netas de carbono) o con nulo consumo neto de energía, además de un monitoreo del desempeño para asegurar y dar seguimiento a los avances en la consecución de estos objetivos.
  • Fortalecer los apoyos en curso o nuevos para la edificación sustentable, incluidas las iniciativas que promuevan el financiamiento del sector privado y la adopción de métodos de valuación adecuados.
  • Aumentar los conocimientos en torno a la edificación sustentable mediante procesos de investigación y desarrollo, desarrollo de capacidades y el uso de mecanismos de etiquetado o divulgación sobre el desempeño de la edificación sustentable.

Las recomendaciones complementan las iniciativas en curso de los gobiernos federales, estatales o provinciales y locales, así como de organizaciones industriales, de comercio y no gubernamentales.

El estudio de la CCA muestra varias iniciativas gubernamentales y de la industria que fomentan ambiciosas mejoras en materia de desempeño ambiental en el sector de la construcción. Uno de los estudios elaborados para el informe muestra el potencial de la edificación sustentable para lograr hacia 2030 enormes mejoras en rendimiento energético y reducción de las emisiones de gases de invernadero, y plantea una vía hacia las edificaciones autosuficientes en consumo energético y neutras en carbono.

El informe es un producto del Secretariado de la CCA preparado en el marco del artículo 13 del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte (ACAAN) y no pretende reflejar los puntos de vista de las partes firmantes del Acuerdo. La información para este estudio se apoya en documentos de trabajo preparados por expertos independientes, así como en dos reuniones ciudadanas. El informe y los documentos, así como una relación de edificaciones sustentables destacadas de Canadá, Estados Unidos y México, podrán consultarse a partir del 13 de marzo de 2008 en el sitio de la CCA en Internet: .

La CCA es un organismo creado por Canadá, Estados Unidos y México para aumentar la cooperación entre los tres socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la instrumentación del ACAAN, convenio ambiental paralelo del TLCAN. La CCA se ocupa de los asuntos ambientales de preocupación subcontinental, con atención particular a los retos y las oportunidades ambientales derivados del libre comercio de la región.